jueves, 15 de septiembre de 2011

"Me silban por ser rico, guapo y un gran jugador"

Al astro portugués no le gustó el trato recibido y lo expuso con una cruda demostración de temperamento hollywoodense. Real Madrid le ganó por 1-0 al Dinamo de Zagreb, Croacia, pero Ronaldo se marchó muy enfadado por las patadas recibidas y por los tres puntos de sutura que le administraron en un tobillo tras recibir una entrada.

"Me pitan por ser rico, por ser guapo, por ser un gran jugador... No tiene otra explicación", afirmó tras el juego, como respuesta a los miles de fanáticos croatas que lo repudiaron desde las gradas. La tribuna local se encargó de tocarle el orgullo al empezar a corear un incesante "Lionel Messi, Lionel Messi", que fue in crescendo hasta tomar todo el estadio.

Cristiano acabó el partido indignado con el arbitraje del noruego Oddvar Moen. "Espero que este árbitro no nos vuelva a pitar porque es una vergüenza", deseó. El Madrid terminó con 10 jugadores por la expulsión del lateral brasileño Marcelo, por eso se quejó de la dureza del rival y las escasas tarjetas mostradas por el árbitro.

El tono de Cristiano Ronaldo fue más de indignación que de soberbia. "No lo entiendo. Se habla de fair play, de protección a los buenos jugadores, y yo eso no lo tengo nunca. A unos no los pueden tocar y a mí me dan palos", dijo el portugués a los periodistas con relación al trato especial que, según él, recibe Lionel Messi de parte de los jueces.


No hay comentarios:

Publicar un comentario