miércoles, 28 de septiembre de 2011

Kaká confirma su resurrección en el Real Madrid

El Real Madrid goleó al Ajax holandés 3-0 para convertirse en líder del Grupo D, en un partido basado en la figura de Xabi Alonso, que ofreció un recital del pase en largo, con el brasileño Kaká confirmando su resurrección, asistiendo y marcando, para reivindicar el regreso de su verdadera imagen.

Inventó una nueva fórmula José Mourinho para juntar en el equipo titular al voluntarioso Kaká y Mesut Özil. Le dio resultado. Nunca bajó los brazos en la lucha por recuperar al auténtico Kaká. Aquel que deslumbró al mundo en el Milán.

La igualdad se rompió con la especialidad de la casa. Ningún equipo en el mundo contragolpea mejor que el de Mourinho. En una acción de manual, repleta de velocidad, el balón pasó por Kaká, Özil, Benzema y gol de Cristiano.

El tanto hizo tambalearse al Ajax. Pasó minutos de apuros, con Vermeer interviniendo ante Özil, pero viendo cómo Kaká enganchaba un disparo imparable. Un nuevo balón a la espalda de la defensa de Alonso encontró la velocidad de Cristiano que asistió.

Llegaba al descanso el Real Madrid con los deberes hechos. Por si había dudas sentenció con el tercero a los 49 minutos. Otro pase milimétrico de Xabi Alonso que acabó con Kaká mostrando su cara más generosa, al regalar el gol a Benzemá.

Se replegó el conjunto de Mourinho, que cumplió su último partido de sanción, y cedió ocasiones a un Ajax al que le faltó fe para marcar. Casillas sacó un buen disparo de Siem de Jong y dejó una parada para enmarcar al cabezazo a placer de Vertonghen. El resto fueron disparos desviados.

La goleada pudo ser mayor pero Kaká imitó a Benzema, al tirar fuera un balón con el portero superado. El final dejó una lesión muscular de Benzema y el debut de Hamit Altintop. Seis minutos para ir cogiendo tono de un jugador de equipo. El Real Madrid sigue firme su camino en Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario