lunes, 18 de enero de 2021

Roja a Messi: pueden caerle entre dos y cuatro partidos

 Leo Messi fue expulsado por golpear en el minuto 120 de la Supercopa de España a Villalibre. En un ataque del Barcelona, Messi soltó el brazo, golpeando al jugador del Athletic, la acción no genera dudas, es expulsión merecida.

Al ser roja directa, Messi se perderá al menos el próximo partido del Barcelona, el jueves, en Copa del Rey, ante el Cornellà. También es posible que no pueda jugar ante el Elche, en Liga. El Comité de Competición tendrá que entrar a valorar la acción del argentino y podría sancionar a Messi entre 1 y 3 partidos. Si se considera la acción como agresión entonces le caerán, como mínimo, cuatro partidos de suspensión al delantero del Barcelona. Pero todo dependerá del artículo disciplinario que se aplique.

El Artículo 114 del Código Disciplinario dice: “Expulsión directa. 1. La expulsión directa durante el transcurso de un partido acarreará la imposición de la sanción de suspensión durante, al menos, un partido, salvo que el hecho fuere constitutivo de infracción de mayor gravedad, con la accesoria pecuniaria correspondiente. En aquellos casos en que la expulsión del terreno de juego se deba a situaciones en que el futbolista no hubiera tenido posibilidad de disputar el balón (es el caso), la suspensión será de al menos, dos partidos”.

Lo más normal es que a Messi se le aplique el artículo 123: “Violencia en el juego”. Si se aplica el artículo 98 le pueden caer 4 partidos.

Sin embargo, si el Comité considera que Messi agredió a Villalibre, entonces el argentino será sancionado con cuatro encuentros como mínimo (la suspensión puede ir de cuatro a doce encuentros). Este es el artículo 98 que se le puede aplicar al jugador del Barcelona.

Respecto al cumplimento de la sanción, según el artículo 56.8, Messi deberá hacerlo los inmediatamente siguientes, sea cual sea la competición: “La suspensión por partidos que sea consecuencia de la Supercopa de España con independencia de su gravedad, implicará la prohibición de alinearse, actuar, acceder al terreno de juego, al banquillo y a la zona de vestuarios, en tantos aquellos como abarque la sanción por el orden en que tengan lugar, aunque por alteración de calendario, aplazamiento, repetición u otra cualquiera circunstancia, hubiese variado el preestablecido al comienzo de la competición”.

Es la primera expulsión de Messi con el primer equipo del Barcelona. Su anterior roja fue el 27 de febrero de 2005 con el filial azulgrana ante el Peña Sport de Tafalla.