domingo, 17 de febrero de 2019

Girona asalta el Bernabéu y aleja al Real Madrid de la lucha por la Liga

El Girona (15º), que llevaba 10 jornadas sin vencer, sorprendió al Real Madrid al que derrotó en el Estadio Bernabéu por 2-1, un resultado que aleja al equipo blanco de la lucha por el título.

El brasileño Casemiro adelantó con un cabezazo al equipo de Santiago Solari (25'), pero en una gran segunda parte del Girona, los catalanes voltearon el marcador con golea del uruguayo Cristhian Stuani, de penal (65) y Cristian Portugués 'Portu' (75).
Benezema preocupado por el marcador en contra de su equipo. Foto: AFP



El Real Madrid, que además acabó con 10 por la expulsión, por doble amarilla, de su capitán Sergio Ramos (90') ve cortada su racha de 7 victorias y un empate en los ocho últimos partidos disputados (contando todas las competiciones).

La última derrota en La Liga era el 2-0 encajado en el Bernabéu contra la Real Sociedad el pasado 6 de enero.

Tras este resultado, el Real Madrid se aleja de la lucha por el título al quedar a 9 puntos del Bercelona, que el sábado ganó por 1-0 al Valladolid, y a dos del Atlético de Madrid, que también se impuso por la mínima en su visita a Vallecas.

Tras tres salidas consecutivas muy complicada salvadas con dos victorias (ante Atlético en Liga y Ajax en Champions) y un empate (frente al Barça en semifinales de la Copa del Rey), la visita del Girona era, a priori, el partido más sencillo para el Real Madrid en las últimas semanas.

Por ello, Solari decidió dar descanso a hombres importantes como Luka Modric o Vinicius, aunque el joven brasileño tuvo que entrar en la segunda parte, cuando el Real Madrid buscaba ya el empate a la desesperada.

Pese a todo, el inicio de partido del Real Madrid fue bueno frente a un rival que no renunció en ningún momento a buscar el arco rival.

Tras dos buenas oportunidades para cada equipo en los minutos iniciales, Casemiro adelantó a los locales con un buen cabezazo a centro del alemán Toni Kroos.

Tras ese gol inicial, el Girona tardó varios minutos en reaccionar, pero el Madrid tampoco aprovechó una par de buenas ocasiones (Lucas Vázquez en el 31 y Benzema en el 41) para llegar al descanso con mayor ventaja.
Sergio Ramos expulsado por doble tarjeta amarilla. Foto: AFP



Ramos expulsado

Fue a partir de la hora de juego cuando el Girona dio un paso adelante, se hizo dueño del partido y buscó voltear el marcador.

Los catalanes dieron un primer gran susto con un disparo de Aleix García, que incomprensiblemente mandó la pelota a las nubes cuando tenía todo a favor para marcar (59'), y ya no perdonaron en la siguiente, un penal señalado por mano clara de Sergio Ramos y que fue transformado por Stuani (65') .

Es el gol 13 del uruguayo, que se coloca tercero en la clasificación de goleadores en España.

Lejos de reaccionar, al Real Madrid le salvó del segundo gol el palo, en otro remate de Aleix García (70') cinco minutos antes de que 'Portu' silenciara a un incrédulo Bernabéu.

El colombiano Anthony 'Choco' Lozano se sacó un gran disparo desde el costado derecho que atajó Courtois, pero el meta belga dejó la pelota muerta para que 'Portu' la cabecease a la red en el segundo palo.

La entrada de Vinicius dio algo más de mordiente al Real Madrid, pero los blancos ya no pudieron ni siquiera forzar el empate.

Barcelona y Atlético, ley del mínimo esfuerzo

Los duelos de octavos de final de la Liga de Campeones que Barcelona y Atlético de Madrid encaran esta semana, ante Olympique de Lyon y Juventus, respectivamente, impulsaron la ley del mínimo esfuerzo para solventar sus partidos ligueros con triunfos por 1-0 ante Real Valladolid y Rayo Vallecano.

El líder se reencontró con la victoria, sin brillo, para cortar su mala racha de dos empates consecutivos que resucitó al Real Madrid. Un Barcelona a medio gas en el Camp Nou que se quedó con ganas de más. Con el desgaste del pasado curso que costó caro en Roma demasiado presente en la cabeza de los jugadores. Freno de mano echado, falta de fluidez en el juego y victoria de penalti frente al Valladolid (1-0).

La buena primera parte del Real Valladolid la tiró por tierra a dos minutos del descanso. De una clara superioridad en un contragolpe de cinco contra tres que desaprovechó, pasó a cometer un penalti discutido sobre Gerard Piqué. Leo Messi no perdonó. Sí lo hizo en el que dispuso en el segundo acto. Era la primera vez que jugaba con Boateng y no conectaron.

El Atlético de Madrid se levantó del golpe recibido en el derbi en el Wanda Metropolitano en un partido en Vallecas en el que lo único bueno para sus intereses fue el resultado (0-1). La fórmula de los malos días (Oblak+Griezmann) le volvió a salvar ante un Rayo que mereció más y cayó víctima de un error y un rebote. Jan Oblak salvador y Antoine Griezmann decisivo con un nuevo tanto.

Convierte al francés en el quinto goleador de la historia del club. Superó los 130 de la leyenda Fernando Torres. El Atlético de Madrid quiere creer en LaLiga, la fortuna se puso de su lado haciendo gol gracias a un mal despeje de Ba y un rebote al disparo de Griezmann que desvió la trayectoria a Dimitrievski. Desesperó en banda a Michel, que ve cómo su Rayo pasa de su mejor racha a la realidad con tres derrotas consecutivas que le vuelven a hundir en puestos de descenso.

EFE

sábado, 16 de febrero de 2019

Valverde renueva contrato con el Barcelona

Si Ernesto Valverde cumple los plazos que estipula el nuevo contrato que firmó ayer, estará cuatro temporadas como entrenador del Barcelona y se marchará el 30 de junio de 2021, cuando concluirá también el mandato del actual presidente del club, Josep Maria Bartomeu.

Entonces habrá completado los cuatro años que aguantó Pep Guardiola en el banquillo azulgrana, después de ganar catorce títulos y reconocer que ya no tenía la misma ascendencia en el vestuario. “Me marcho porque, si me quedo, nos haremos daño”, admitió el día de su despedida.

Luis Enrique Martínez aún duró una temporada menos que Pep: tres cursos en los que sus jugadores levantaron nueve títulos. Valverde lleva tres (Liga, Copa del Rey y Supercopa de España) en año y medio.

El actual inquilino del banquillo del Barça sabe, no obstante, que la estabilidad de un técnico no la dan los contratos, sino los resultados.

“Las intención del club y del entrenador cuando firman un contrato siempre es la mejor. Pero al final todos sabemos cómo es el fútbol y que todo esta marcado por los resultados. Para durar estos cuatros años estamos obligados a ganar”, sostuvo. EFE

viernes, 15 de febrero de 2019

Polémica con Ramos y la UEFA abre una investigación

En principio, Ramos se perderá el partido de vuelta de los octavos de final ante el Ajax en el estadio Santiago Bernabéu. Aunque podría ser castigado con un partido extra.

Todo comenzó en el minuto 89 del partido, justo después de que Marco Asensio hizo el gol del triunfo del Real Madrid (1-2). Ramos decidió cometer una falta clara sobre Kasper Dolberg para recibir la cartulina amarilla por parte del colegiado esloveno Damir Skomina. Su intención era quedar limpio de tarjetas para la disputa de los cuartos de final, aunque todavía no esté definida la serie.

“Sí, la verdad que viendo el resultado… Es algo que tenía presente. Te mentiría si dijera que no. No es subestimar al rival pero a veces toca tomar decisiones y lo he decidido así. Era el minuto 88 y me perderé la vuelta. Animaré desde fuera para cerrar la eliminatoria”, comentó el zaguero en la zona mixta, al ser consultado sobre si su amonestación fue intencionada.

Pero sus palabras serán analizadas por la UEFA, que podría darle una sanción de dos encuentros, por lo que Ramos podría no jugar tampoco la ida de cuartos de final en el caso de que el equipo dirigido por Santiago Solari acceda a la siguiente fase. Al darse cuenta de esto, el jugador blanco se expresó en la redes sociales.

“En un partido son muchas tensiones, muchas sensaciones y muchas pulsaciones. Hay que tomar decisiones en segundos. Lo mejor de hoy es el resultado. Lo peor, no poder estar en la vuelta junto a mis compañeros por un lance del juego. Quiero dejar claro que me duele más que a nadie, que no he forzado la tarjeta, como tampoco lo hice contra la Roma en mi anterior partido de Champions League, y que apoyaré desde la grada como un hincha más con la ilusión de poder estar en cuartos”, escribió Ramos en Twitter.

Ahora el organismo que regula el fútbol europeo deberá tomar una decisión. Los antecedentes no son alentadores, ya que está el caso del mexicano Jesús ‘Tecatito’ Corona, futbolista del Porto, quien ha sido sancionado esta temporada por parte de la UEFA tras forzar también una cartulina amarilla en la penúltima jornada de la fase de grupos para llegar limpio a octavos de final.

Real Madrid no la pasó bien en Holanda, su capitán quiso sumar la amarilla, pero lo que parecía que le había surtido se desmoronará con la sanción que le dará la UEFA, habrá que ver como se defiende el Real Madrid para impedir que Ramos llegue al tope de la acumulación de amarillas.


jueves, 14 de febrero de 2019

El Real Madrid triunfa con sufrimiento

Una acción decisiva del incombustible Vinicius y la reivindicación con gol de Marco Asensio, salvaron al campeón de Europa en Amsterdam, un Real Madrid por momentos sometido por un Ajax tan físico como falto de pegada y que se llevó un triunfo con el que acaricia los cuartos de final.

La primera aparición del VAR en la historia de la ‘Champions’ salvó al Real Madrid de un justo castigo en el primer acto. Superado por la efervescencia local, el impulso de sentir la historia por regresar a octavos años después de un grupo de jóvenes talentosos que dan forma a un Ajax descarado. La presión alta provocó graves errores en salida de balón que pudieron costar caros.

Los errores defensivos marcaron la actuación del Real Madrid. Desajustes que obligaban a ayudar atrás a los dos extremos. Cuando Vinicius y Bale no lo hicieron, aumentó el sufrimiento. Tadic encaraba rivales y exhibía habilidad. Mazraoui acariciaba el palo en la primera acción de peligro tras perdida de Ramos.

Courtois se convertía en el gran protagonista en un minuto en el que pasaba de exhibir virtudes, haciéndose enorme en una salida ante Ziyech, solo y lento para marcar, a un grave error que acabó en gol.

El cabezazo tras córner de Blind no lo blocó Courtois que dejó muerto el rechace para que Tagliafico, con coraje, lo rematase a la red. La locura local se desvaneció con el VAR. Falta por obstrucción en el área chica al portero o fuera de juego. Nadie supo lo que pitaba, pero el tanto no subió al marcador.

La imagen del Real Madrid cambió en la segunda parte. Solo podía mejorar y lo hizo con personalidad.

De nuevo gracias a Vinicius, explotando su velocidad al espacio, ganando en carrera al pase en profundidad, encarando y recortando rivales antes de asistir a Benzema. El francés define con la precisión que aún le falta al brasileño. Su disparo a la escuadra. El sufrimiento tenía premio a la hora de partido.

Fueron momentos en los que la figura del capitán Ramos creció el día que cumplía 600 partidos con el Real Madrid, en los que el campeón debía anestesiar el duelo pero fue incapaz. Dolberg perdonó nada más salir y Ziyech empató a placer, adelantándose a todos a un pase de la muerte.

El empate no parecía un mal resultado por lo mostrado pero el orgullo madridista le impulsó por más. Los cambios de Solari dieron su resultado. Lucas Vázquez aumentó la lucha, sin precisión en sus disparos, y Marco Asensio fue decisivo. Primero chutó de zurda al lateral de la red, su segundo intento blando y al tercero firmó el tanto del triunfo y que deja al Real Madrid a un paso de los cuartos de final de la Champions League y una nueva corona.

miércoles, 13 de febrero de 2019

Real Madrid consiguió un valioso triunfo ante el Ajax (2-1)

Una acción decisiva del incombustible Vinicius y la reivindicación con gol de Marco Asensio, salvaron al campeón de Europa en Amsterdam, un Real Madrid por momentos sometido por un Ajax tan físico como falto de pegada y que se llevó un triunfo con el que acaricia los cuartos de final.

La primera aparición del VAR en la historia de la 'Champions' salvó al Real Madrid de un justo castigo en el primer acto. Superado por la efervescencia local, el impulso de sentir la historia por regresar a octavos años después de un grupo de jóvenes talentosos que dan forma a un Ajax descarado. La presión alta provocó graves errores en salida de balón que pudieron costar caros.

Solo respiró el equipo de Solari cuando tuvo el balón. Fue menos de lo deseado. Achicaba como podía mientras comprobaba que su rival sufría cuando se replegaba. El Ajax defiende mejor en campo contrario y conlleva sus riesgos. Un error de precisión provocaría un contragolpe madridista al ritmo de Bale, en la derecha como novedad, o Vinicius. Los dos probaron la seguridad de un portero como Onana que venía de fallar en su Liga. Faltó precisión.

Los errores defensivos marcaron la actuación del Real Madrid. Desajustes que obligaban a ayudar atrás a los dos extremos. Cuando Vinicius y Bale no lo hicieron, aumentó el sufrimiento. Tadic encaraba rivales y exhibía habilidad. Mazraoui acariciaba el palo en la primera acción de peligro tras perdida de Ramos.

Verticalidad al poder en la casa de Johan Cruyff. Es un lenguaje que expresa a la perfección Vinicius. Hizo diabluras pegado a la banda izquierda. Onana le sacó su disparo que buscaba la escuadra en momentos de respiro madridista. Duraban poco. El tiempo que tocaba el balón sin prisa para intentar meter morfina al duelo. Apareció Reguilón con subidas con criterio que se perdía en el pase final.

Suya fue una nueva perdida en salida de balón que pudo costar cara si no es por el travesaño. Repelió el disparo de Tadic, evitando el castigo a tanta concesión defensiva. Courtois se convertía en el gran protagonista en un minuto en el que pasaba de exhibir virtudes, haciéndose enorme en una salida ante Ziyech, solo y lento para marcar, a un grave error que acabó en gol.

El cabezazo tras córner de Blind no lo blocó Courtois que dejó muerto el rechace para que Tagliafico, con coraje, lo rematase a la red. La locura local se desvaneció con el VAR. Falta por obstrucción en el área chica al portero o fuera de juego. Nadie supo lo que pitaba, pero el tanto no subió al marcador.

La imagen del Real Madrid cambió en la segunda parte. Solo podía mejorar y lo hizo con personalidad. Avisó Benzema con un disparo ajustado al poste raso al que se lucía Onana en la culminación de la primera conexión con calidad de Modric con Carvajal. Era imposible mantener el ritmo de juego del Ajax y añoraba una mejor versión de un De Jong que jugó tocado.

De golpe los papeles cambiaban. Neres perdonaba a la contra y con la posesión la pegada madridista asomaba. De nuevo gracias a Vinicius, explotando su velocidad al espacio, ganando en carrera al pase en profundidad, encarando y recortando rivales antes de asistir a Benzema. El francés define con la precisión que aún le falta al brasileño. Su disparo a la escuadra. El sufrimiento tenía premio a la hora de partido.
El primer gol del partido obra de Benzema (60') Foto: AFP

Fueron momentos en los que la figura del capitán Ramos creció el día que cumplía 600 partidos con el Real Madrid, en los que el campeón debía anestesiar el duelo pero fue incapaz. Dolberg perdonó nada más salir y Ziyech empató a placer, adelantándose a todos a un pase de la muerte.
Ziyech (75') igualaba las acciones para el local Foto: AFP

El empate no parecía un mal resultado por lo mostrado pero el orgullo madridista le impulsó por más. Los cambios de Solari dieron su resultado. Lucas Vázquez aumentó la lucha, sin precisión en sus disparos, y Marco Asensio fue decisivo. Primero chutó de zurda al lateral de la red, su segundo intento blando y al tercero firmó el tanto del triunfo.

Con el Ajax agotado, la carrera de Carvajal acabó con un pase tenso y medido al segundo poste donde Marco no perdonó. Un gol que necesitaba para recuperar el caché perdido y que deja al Real Madrid a un paso de los cuartos.

Real Madrid visita al Ajax con claro favoritismo

El Real Madrid retoma el pulso de la Liga de Campeones, su competición predilecta, con una imagen de esplendor, radicalmente opuesta con la que cerró la fase de grupos, encarando como favorito su duelo ante un Ajax en mal momento y con la duda de su estrella Frenkie de Jong.

Campeón de las tres últimas ediciones, dominador de Europa con cuatro conquistas en cinco años, el reto madridista de proclamarse nuevamente campeón encara el momento decisivo. Llegan las eliminatorias, con unos octavos de final donde registra seis triunfos consecutivos y en los que no cae eliminado desde el 2000. El Ajax es el primer examen para un equipo lanzado en cuanto recuperó el físico adecuado para competir.

Con Santiago Solari reforzado, aún más tras salir airoso del clásico copero del Camp Nou y el derbi liguero del Metropolitano en tres días de partidos decisivos, Europa espera la mejor versión de Vinicius. Apenas dos apariciones del brasileño hasta la fecha y el regreso de la competición coincide con la irrupción sin freno de un chico de 18 años que se ha convertido en el gran referente ofensivo del Real Madrid. Once titularidades consecutivas y ante sí, un estadio para brillar donde están acostumbrados a genios imberbes.