viernes, 12 de octubre de 2018

Vidal “faltó al respeto a sus compañeros”

El mánager general de fútbol del Barcelona, Pep Segura, consideró que Arturo Vidal “ha faltado al respeto a sus compañeros”, tras sus publicaciones en redes sociales donde parecía estar molesto por la falta de minutos.



“Él sabe que se ha equivocado y es una falta de respeto hacia sus compañeros y estoy seguro de que rectificará”, afirmó Segura al diario catalán Sport.
Tras llegar del Bayern Múnich por unos 19 millones de euros, Vidal está siendo un suplente habitual en el Barcelona.


miércoles, 10 de octubre de 2018

Bale fue clave en la decisión de Zidane de salir del Real

Una de las claves importantes de la repentina dimisión de Zinedine Zidane pocos días después de que el Real Madrid conquistara su 13ª Copa de Europa fue Gareth Bale. El técnico francés llegó a un acuerdo inicial con Florentino Pérez para traspasar al galés, pero el presidente blanco se echó finalmente atrás, según informó ‘El País’.

Tras el golazo de chilena de Bale en la última final de la Liga de Campeones ante el Liverpool en Ucrania, un eufórico Florentino afirmó en el palco del Estadio Olímpico de Kiev que el galés “era mejor que Cristiano” porque marcaba “las diferencias” en las grandes citas. Zidane había dejado al de Cardiff en el banquillo frente a los ingleses (entró por Isco en la segunda parte) y pidió que lo vendieran. En enero de este 2018, según cuenta ‘El País’, Florentino ya había acordado con el técnico que traspasarían al galés y que con los 100 millones que obtendrían reforzarían al equipo con una gran estrella.
- Publicidad -

El mandatario merengue le informó a Zidane de que su intención era fichar a Neymar Jr. Según fuentes cercanas a la directiva, el técnico aceptó, aunque el galo puso alternativas sobre la mesa: propuso a Eden Hazard (Chelsea) y se mostró favorable cuando le pidieron su opinión de Harry Kane (Tottenham) y Mohamed Salah (Liverpool). Pero Zizou tenía claro que Bale debía irse al considerarle un jugador tácticamente disperso, irregular y demasiado individualista.

Después de ganar la Champions en Kiev, Florentino empezó a recular y le dijo al galés que tuviera paciencia, que debía seguir en el Real Madrid y que sería importante. Nada más acabar la final contra el Liverpool, Bale declaró a una televisión inglesa que “necesito jugar todas las semanas y eso no ha sucedido (con Zidane). Tengo que sentarme con mi agente y ver qué hago. Estoy muy decepcionado por no haber sido titular”, añadió el extremo.

Según ‘El País’, Zidane, el técnico que había ganado tres Champions consecutivas, se sintió “ofendido” al enterarse de que el club había cambiado de estrategia sin informarle primero a él. Cuando el miércoles 30 de mayo, ZZ acudió a reunirse con Florentino a la sede de ACS para planificar la temporada 2018-19, ya tenía tomada su decisión de presentar su dimisión, algo que se produjo unas horas después para sorpresa de propios y extraños.

Desde la salida de Cristiano Ronaldo, Bale tomó la posta de goleador en el Real Madrid y con un funcionamiento distinto al que tenían en el tiempo del portugués, el galés tiene más oportunidades en el equipo blanco.

El “Rey” Arturo cae en las redes

El chileno Arturo Vidal, ‘Kingarturo’ en las redes sociales, no acaba de encontrar su camino en el Barcelona, donde llegó a principios de curso y no es un asiduo en las alineaciones de Ernesto Valverde, por lo que, además de luchar por un puesto en los entrenamientos, ha decidido airear su malestar en las redes.

No soporta el banquillo, no ser protagonista y para comprenderlo es preciso echar un vistazo a su palmarés: 3 títulos con el Colo Colo, 7 en Italia con el Juventus, 6 con el Bayern de Múnich, 1 con el Barça y 2 Copas de América con Chile.
- Publicidad -

Con 31 años, Arturo ‘El rey’ Vidal debe creer que no está en Barcelona para perder el tiempo, sino para ayudar al equipo -y a él mismo- a conseguir el único gran título que le queda por conquistar a nivel de clubes: la Liga de Campeones.

Por eso después de verse durante 87 minutos en el banquillo de Wembley, donde el Barça acababa de derrotar al Tottenham (2-4) en el mejor partido del curso, decidió expresar sus sentimientos en ‘instagram stories’.

Así que publicó un mensaje con un emoticono en el que expresaba su enfado, lo cual motivó que el vestuario no lo viera con buenos ojos y que Vidal tuviera que rectificar publicando otro mensaje: “Excelente triunfo de equipo”.

El problema de Vidal no es que Valverde prefiera a Ivan Rakitic antes que a él, sino que el brasileño Arthur Melo también está por delante en la rotación que el chileno y últimamente Rafinha Alcántara también está en la cabeza del entrenador.

Por eso, Vidal, de nuevo en el banquillo en Mestalla, volvió a desahogarse en instagram: “Con los judas no se pelea, ellos se ahorcan solos!!!!”. Ese mensaje después de recibir más de 8.000 ‘me gusta’, entre ellos de Marc André ter Stegen, desapareció poco después de la red.

El chileno es de los que nunca se ha mordido la lengua a la hora de expresar sus opiniones. La suya es una historia que se repite entre muchos de los grandes futbolistas: criado en un barrio marginal, en el seno de una familia desestructurada y sin recursos económicos.

Por alguna desconocida razón, en vez de hablar directamente con Valverde, ha decidido airear sus pensamientos de ‘bad boy’, de futbolista que vive como juega, siempre al límite.

Sabe que para un antimadridista confeso como él y después de superar una lesión de rodilla que le mantuvo de baja desde abril a agosto pasado, fichar por el Barcelona fue un regalo inesperado que el fútbol le hizo.

Aunque no esté acostumbrado, Vidal necesita pausa y acostumbrarse a la nueva situación. Tomar perspectiva y, sobre todo, contar hasta tres y no tener los dedos tan ágiles antes de publicar en las redes sociales.

Cuando la pasada madrugada a su llegada a Miami, para jugar un amistoso con Chile ante Perú, a Vidal le preguntaron si sus mensajes en las redes se producían porque no jugaba, Vidal respondió: “No era solo por eso. La gente lo toma diferente, yo cuando tengo algún problema o enojo voy directo al entrenador y hablo con él. ¿Cómo uno va estar contento cuando no juega? Menos yo, que soy un jugador que siempre he luchado”.

martes, 9 de octubre de 2018

Lopetegui tiene un plazo en el Madrid

Julen Lopetegui ha perdido mucha de la confianza que tenía de Florentino Pérez. La tranquilidad que pide el técnico porque están “solo en el mes de octubre”, como dijo en la sala de prensa del estadio de Mendizorroza, produce todavía más inquietud al presidente, que se resiste a destituirle porque conviene reflexionar, apurar unas semanas y mantener la estabilidad institucional.

Los tres próximos partidos marcarán el futuro del entrenador después de la dolorosa derrota contra el Alavés. El presidente del Real Madrid regresó de Vitoria sorprendido por un nuevo tropiezo y la falta de una idea colectiva de juego que generó que el equipo se haya quedado sin gol. Ya van seis horas y 49 minutos en los que no consigue marcar.

La dirigencia del vigente tricampeón de Europa no encuentra explicaciones al momento actual que vive una plantilla “plagada de figuras descollantes” como Gareth Bale, Karim Benzema, Luka Modric, Toni Kroos, Sergio Ramos, Casemiro y Marcelo, entre otros.

El exseleccionador de España tiene un ultimátum en la Casa Blanca que son los tres próximos partidos: Levante y Viktoria Plzen en el Bernabéu y, “sobre todo”, el duelo ante el Barcelona en el Camp Nou el 28 de este mes.

El Real Madrid se ha dejado en la Liga 10 puntos de los 24 disputados y esto es dar mucha ventaja cuando el equipo está cruzando el primer cuarto de la presente temporada en el fútbol europeo.

El único argumento que sostiene a Lopetegui son las lesiones, el infortunio de la apendicitis de Isco y la mala suerte en determinados partidos. Un ejemplo son los tres disparos a los postes en el encuentro de Champions en Moscú, la buena segunda parte ante el Atlético de Madrid en el derbi madrileño por la Liga y el dominio, en cuanto a ocasiones de gol generadas, en Vitoria.

Lo que preocupa a Florentino es la falta de tensión y competitividad en los grandes partidos de esta temporada. Una falta de tensión que se achaca al entrenador, por no conseguir sacar rendimiento a una plantilla con muchos internacionales y algunas decisiones que dejan dudas, de acuerdo a lo que refleja la prensa española.

Según valora la cadena SER, la plantilla de jugadores no asimila, ni acepta el estilo de juego que propone Lopetegui, quien viene sufriendo mazazos desde la caída en la Supercopa de Europa ante Atlético de Madrid, en agosto (4-2).

4 Partidos sin ganar

Ni convertir goles acumula el Real Madrid entre la Liga Española y la UEFA Champions League. El equipo merengue viene de caer ante el Deportivo Alavés por primera vez desde 1931.

Hazard dice que jugar en Real Madrid es su "sueño" desde que era un niño

El futbolista belga de Chelsea, Eden Hazard, aseguró que jugar en Real Madrid es su "sueño" desde que era un niño, y espera dialogar "pronto" con el club inglés sobre los términos de su actual contrato.

"El Real Madrid es el mejor club del mundo. Hoy no quiero mentir. Es mi sueño desde que era un niño. Soñaba con ese club", afirmó el atacante a medios británicos tras la victoria del Chelsea ante el Southampton (0-3).

"Hablé tras el Mundial y dije que creo que es el momento para un cambio, porque jugué un gran Mundial. Estoy realmente metido en el juego, estoy haciendo buen fútbol en este momento", agregó Hazard, de 27 años, al que le quedan menos de dos años de contrato en Inglaterra.

Según la prensa del Reino Unido, el Chelsea le ofreció en diciembre de 2017 una oferta de renovación que incluía un salario de 300.000 libras a la semana (unos 340.000 euros a la semana).

"Veremos qué ocurre. No quiero estar hablando sobre esto todos los días", apuntó el futbolista.

lunes, 8 de octubre de 2018

El Barça pierde el liderato


EL DATO

La fórmula de Valverde

Táctica

Ernesto Valverde volvió a usar a Artur en la medular y dejó en la banca a Dembelé, que ingresó en el último tramo del partido.

Un gol del argentino Ezequiel Garay y la respuesta de su compatriota Leo Messi propició la igualada en Mestalla de Valencia y Barcelona, en un encuentro marcado por los destellos del equipo local y la continuidad y el dominio del visitante, que dejó el liderato de la Liga española al Sevilla.

El Barcelona no permitió que su rival tuviera la pelota y el Valencia prefería jugar a la contra, pero el dominio territorial forastero tropezó una y otra vez al borde del área local de un Valencia que, a su vez, no supo aprovechar sus opciones con espacios.

A los 76 segundos de juego, un córner sacado por Dani Parejo fue rematado a gol por Garay tras tocar el balón en Gerard Piqué. Tras esa acción, el Barcelona se adueñó del balón para completar un rondo que llegó hasta el descanso.

Ese ritmo de partido, no obstante, se interrumpió con varias acciones puntuales. La primera de ellas fue la lesión del portugués Gonzalo Guedes a los 11 minutos. El Valencia lo acusó.

Sin embargo, antes del cuarto de hora, en dos contras, el equipo de Marcelino García Toral dispuso de dos opciones para ampliar la ventaja. Al Valencia le constaba mucho recuperar el balón, pero cuando lo hacía, creaba peligro.

Así fue hasta el cuarto de hora, pues a partir de entonces el Barcelona ya no le dio opción, aunque sus ataques largos y elaborados no iban a acompañados de disparos a punta.

Tras el primer lanzamiento, en el segundo, Messi puso el balón desde fuera del área lejos del alcance de Neto y estableció la igualada mediado el primer periodo.

Tras el gol, el encuentro no varió, con un Barcelona fiel a su estilo más clásico, sin apenas arriesgar en el pase y capaz de obligar a su rival a permanecer agazapado ante el balón para impedir que le colara balones letales entre líneas.

En nada cambió la dinámica del encuentro tras el descanso, con el balón para el equipo de Ernesto Valverde ante un Valencia empeñado en robarlo para crear peligro a la contra, aunque rara vez lo conseguía y cuando lo hacía, lo perdía con excesiva facilidad.

Así se llegó al final, con un dominio tan intenso como improductivo del Barcelona ante un Valencia, que se quedó sin recursos para salir al contragolpe.

sábado, 6 de octubre de 2018

El Real Madrid cae ante el Alavés en el último suspiro

Un gol del capitán del Deportivo Alavés, Manu García, en el minuto 95 agravó la crisis del Real Madrid que cayó por 1-0 ante el conjunto albiazul, tras repetir los errores de los últimos duelos.

El equipo madridista acumula así cuatro partidos consecutivos sin hacer gol y ve cómo el equipo vitoriano -que logró su primera victoria en liga en 87 años sobre el conjunto madridista- le iguala en la tabla clasificatoria con 14 puntos.

La falta de pegada y de definición en los últimos metros fue, de nuevo, la tónica de un partido en el que la entrada en la segunda mitad de Mariano Díaz, Marco Asensio y Vinicius no cambió el guión de un partido que dio un giro dramático para el equipo blanco en la recta final ante el júbilo de un Mendizorroza a rebosar.



El conjunto blanco se lanzó al ataque desde los primeros instantes del partido y acumuló varias ocasiones consecutivas como las del francés Karim Benzema, Dani Ceballos y Nacho Fernández, de cabeza, que obligaron a dar el máximo a Fernando Pacheco con sus remates.

El equipo de Abelardo Fernández, que cambió el dibujo táctico y apostó por meter más hombres en el centro del campo, esperó a los blancos e intentó sorprender al contragolpe con la velocidad de Jony Rodríguez, que atacó la banda de Álvaro Odriozola.

El inicio endiablado del Real Madrid se fue difuminando con el paso de los minutos y aunque los madridistas mantenían la iniciativa y controlaban el balón, sus ataques no eran tan directos.

La telaraña tejida por el Glorioso en el centro del campo era difícil de atravesar para los centrocampistas blancos y tanto el galés Gareth Bale, como Karim Benzema se veían obligados a salir de sus posiciones ofensivas para intentar abrir espacios con los que sacar de su zona a los centrales albiazules.

La mejor ocasión para los vascos la tuvo Mubarak Wakaso en el minuto 26 que salió trompicado en una jugada personal y se plantó en el área blanca tras apoyarse en un trabajador Jonathan Calleri, pero su disparo llegó sin fuerza a los dominios de Thibaut Courtois al golpear en un defensa.


Los alavesistas mantuvieron la presión muy alta y recuperaron un balón que se convirtió en otra buena ocasión, pues rondó la portería del guardameta francés con un centro alto de Jony Rodríguez y otro centro-chute que Rafael Varane quitó de la cabeza a Ibai Gómez.

Fueron los peores momentos para el Real Madrid que recuperó el orden, pero continuó sin claridad de ideas para encontrar fisuras en la aguerrida zaga local que repelía una y otra vez los centros que llegaban al área.

Julen Lopetegui dio entrada a Mariano Díaz en lugar de Karim Benzema en el descanso y el canterano madridista tuvo la primera ocasión recién comenzada la segunda parte, pero Víctor Laguardia le arrebató el balón con maestría cuando se disponía a disparar.

El Alavés respondió seguidamente con otra internada de Jony, que volvió a superar a Álvaro Odriozola, pero Ibai Gómez no logró rematar cuando se encontraba frente a Thibaut Courtois.

Los babazorros no se arrugaron, buscaron el primer tanto del duelo y estuvieron cerca de lograrlo mediante un disparo lejano de Rubén Duarte en el minuto 58 que tuvo que despejar el guardameta blanco con una acertada estirada.

Lopetegui buscó más creatividad con la entrada de Marco Asensio en lugar de Casemiro y recuperó las tres referencias ofensivas, cuando Gareth Bale estuvo cerca de sorprender a Fernando Pacheco en el 68 con un disparo desde fuera del área.

La mejor para el Alavés la tuvo Jony con una cabalgada en un contragolpe en el minuto 77, pero el asturiano cruzó demasiado el balón, que se perdió junto al poste izquierdo del cancerbero madridista.

La entrada de Vinicius Junior por Gareth Bale, lesionado, tampoco aportó la profundidad requerida y no logró descomponer a la sólida defensa local.

Cuando todo parecía visto para sentencia Manu García aprovechó un rechace en un saque de esquina y en el segundo palo anotó de un testarazo el único gol del encuentro, que cerró otro capítulo negro para los madridistas.