jueves, 29 de septiembre de 2011

Las risas de Iker y Cristiano

Ser capitán del Madrid otorga galones, incluso para rebatir a José Mourinho. Así lo admite sin rubor Casillas, que además gasta la suficiente personalidad como para reírse de sí mismo y de lo que le rodea. El lunes, el portero asumió las recientes �cantadas� en su perfil de Facebook y horas después respondió con tres grandes manos ante el Ajax. Fue un día de Champions un tanto raro para Iker, sobre todo tras un supuesto conflicto con Cristiano durante el entrenamiento del lunes. Así que para despejar las dudas, primero se puso serio con los guantes y luego aplicó una sonrisa.

A media tarde de ayer, un confidencial filtró la presunta trifulca en el �parking� de Valdebebas entre los dos grandes ídolos del madridismo. Según el medio en cuestión, una fotografía hablaba bien a las claras. Sin embargo, aún no hay noticia de esa prueba documental y parece que así seguirá siendo en el futuro inmediato. "A ver dónde están las fotos", lanzó retador Casillas después del 3-0 ante los holandeses. Antes, ya había soltado alguna carcajada en el vestuario junto al �crack� de Madeira.

Kaká, quizá el gran triunfador de la noche, fue el primero en filtrar el secreto en la zona mixta. Tanto Iker como CR-7 se habían echado unas risas a propósito de la "pelea". Desde aquellas polémicas declaraciones de Sara Carbonero, hace casi un año que se especula sobre lo mismo. Y ellos lo rebaten cada vez que pueden. "Nos lo hemos tomado con humor, porque es una absoluta absurdez", concedió el capitán, voz autorizada de un vestuario donde conviven varios clanes, incluidos portugueses, alemanes y franceses.

"Discrepancias" con Mou

Esa variedad de acentos confluye en torno a la figura de Mourinho, tan discutido por sus formas como refrendado por su plantilla. Cuando se enfrentan a un micrófono, los futbolistas cierran filas en torno a �The Special One�. Aunque alguno tenga "mil discrepancias cada día", como aseguró el propio Casillas en la Cadena Ser, todos pueden arreglarlo en el �vis a vis�. Hace un mes, Iker llamó a su amigo Xavi a propósito de la Supercopa. Si eso disgustó al técnico de Madeira, ya está olvidado y sin rencores.

La sinceridad y las victorias son el mejor modo de acabar con el clima de nervios surgido tras la derrota ante el Levante. Casillas, que ha gastado 13 de sus 30 años bajo los palos del Bernabéu, lo sabe mejor que nadie. Puede que Cristiano haga más chistes con Pepe o Marcelo, pero él no quiere ni un solo problema. Tampoco el departamento de comunicación del club, que negó desde el primer momento la supuesta guerra entre sus estrellas. Con tanta insistencia que el confidencial de marras no tuvo otra que retirar lo escrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario