domingo, 1 de mayo de 2011

El Barcelona pierde la opción de liquidar la liga

El azulgrana y el Real Madrid perdieron ayer. La diferencia entre uno y otro en la Liga es de ocho puntos.

Madrid-Prensa Latina.- El club Real Sociedad reclamó para sí el mayor protagonismo del fútbol español al derrotar hoy 2-1 al puntero Barcelona que atónito marchó a los camerinos sin tener muy claro las claves de la derrota.

Otro tanto sucedió con el Real Madrid, que cayó 2-3 ante el Zaragoza en partido de la 34 jornada de la Liga española de fútbol y ahora tiene ocho puntos de desventaja con respecto a los pupilos de José Guardiola, que debieron festejar en medio de tanta pesadumbre la derrota de los merengues.

El Barcelona no perdía en Liga desde la primera jornada del campeonato (ante el Hércules) y se quedó sin batir el récord de partidos sin derrotas en el torneo, en poder del equipo guipuzcoano con 32 encuentros.

Esta vez, el argentino Lionel Messi no pudo hacer valer su producción de goles y en los instantes iniciales fue el protagonista de las dos primeras ocasiones de gol para su equipo, una rematada por él mismo y otra por su compañero holandés de ascendencia marroquí Ibrahim Afellay tras una jugada previa del astro argentino.

A los donostiarras, ante un rival de tanta calidad, no les quedó otro remedio que jugar sin tantos miramientos porque las pocas llegadas que protagonizaron morían casi siempre antes de acercarse al área de la portería de José Manuel Pinto.

El conjunto blaugrana no perdonaría, sin embargo, en la primera gran ocasión que tuvo cuando con una sucesión de pases y la defensa local pendiente de Messi, el balón le llegó precisamente del argentino al joven Thiago Alcántara, que picó ante la salida de Bravo y marcó el primer gol del partido en el minuto 29.

Tras el regreso de los camerinos, el Real comenzó fuerte la segunda mitad, con sus líneas más adelantadas y mejoró todavía más con la entrada del uruguayo Diego Ifrán, que, en el primer balón que tocó, haría el gol del empate tras un error defensivo de los azulgranas en todo el partido.

Las huestes de Guardiola trataron de poner nuevamente el marcador a su favor, insistieron mucho con sus líneas de avanzada sobre el área rival y en el minuto 78, un gran remate de cabeza del argentino Diego Milito fue invalidado por el árbitro por dudoso fuera de juego.

Xabi Prieto, que se había quedado a las puertas del gol, disfrutaría su momento de gloria al materializar un penal cometido por Javier Mascherano en el minuto 82, con el cual desató el delirio de los 30.000 aficionados en el estadio de Anoeta, que regresaron a casa para festejar una victoria verdaderamente épica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario