domingo, 11 de enero de 2015

GOLEADA QUE ALIVIA

Real Madrid ganó al Espanyol con amplitud y comodidad. Se mantiene en el primer puesto y parece dejar atrás las dudas que complicaron algunos partidos.

Las dudas que merodeaban la figura de Gareth Bale tras la derrota ante el Valencia en Mestalla las fulminó el galés conduciendo al Real Madrid a una esperada reacción tras dos reveses consecutivos, con un tanto de falta para enmarcar ante un Espanyol que nunca tuvo la opción de dañar al líder (3-0).

El regreso al 4-3-3 de Carlo Ancelotti prometía velocidad en su fútbol. Benzema estuvo más participativo que en los dos primeros partidos de 2015, generó espacios que aprovecharon a la perfección dos jugadores rápidos como Bale y Cristiano. Fue el francés el que lanzó el primer aviso.

Las intenciones madridistas se traducían en un potente disparo, con gran gesto técnico de Benzema, que de un balón suelto en el área tras una falta lateral, sacó un tiro que estrelló en el palo.

El momento goleador de Cristiano se hacía esperar, pero mientras el portugués se convertía en el máximo asistente junto a mejor matador, se reivindicó Bale. Aprovechó poder chutar una falta para colocar su lanzamiento en la escuadra de Casilla. Disparo imparable. Ejecución magistral con la zurda y el esférico entró a la portería tras besar un poste.

Cambió el panorama nada más nacer el segundo acto. Se repitió la inercia, con el Espanyol pisando el área pero chutando en tres ocasiones sin encontrar la portería madridista, cuando llegó la acción polémica del partido. Un duro choque, a ras de césped y con tacos elevados entre Coentrao y Cañas, acabó con roja directa al lateral portugués. Era el minuto 53 y el Real Madrid cambiaba su idea para pasar al contraataque.

Otra acción de Arbeloa, parche en la izquierda que brilló más que en la derecha, pase a Nacho y remate a la red. Su celebración muestra la alegría de un defensa de marcar en el estadio donde siempre soñó con hacerlo. Su gol, el premio a un jugador ejemplar, que asume su rol y aprovecha cada oportunidad de Ancelotti.

Así llegó una reacción obligada del Real Madrid, que aumenta distancia con sus perseguidores en la Liga, ya que Atlético de Madrid y Barcelona se enfrentarán hoy.

42 puntos tiene Real Madrid, actual líder del fútbol español por encima del Barcelona que tiene 38.

No hay comentarios:

Publicar un comentario