lunes, 13 de octubre de 2014

Independencia de Cataluña deja en el limbo a Barcelona



Ya lo dijo Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP). El Barcelona y Espanyol “no jugarían en la Liga” en caso de que Cataluña pase a ser independiente. El mandamás del fútbol español ya cerró las puertas de su campeonato. Entonces, ¿Qué pasaría con el Barça?

Mientras las leyes españolas y de UEFA dicen que no podría jugar en otra Liga, hay diversos clubes que militan en torneos ajenos a su federación. Pero basta con revisarlos, para entender que sería muy difícil ver al Barcelona competir en el certamen de otro país.
Por ejemplo, el AS Mónaco. El equipo del Principado fundado en 1924 juega la Ligue 1. Pero ocurre que la Federación de Mónaco no tiene ni Liga ni Copa. Es por eso, que a lo largo de la historia el conjunto monegasco ganó siete veces la Liga y cinco la Copa de Francia.
Otro caso es el del Swansea, Cardiff y Wrexham, los elencos galeses que juegan en la Premier League de Inglaterra. Ocurre que Gales, que tiene su federación independiente desde 1876, no tuvo Liga hasta 1992. Como estos clubes están desde antes, se negaron a participar en la Premier League galesa y siguieron jugando en Inglaterra.
Es una tendencia también utilizada en América. Hay varios clubes canadiense, donde el ‘soccer’ es un deporte más secundario, que se unieron a una Liga con mayor proyección internacional y que, poco a poco, gana adeptos continentales: la Major League Soccer de Estados Unidos.
Tres son los equipos que de Canadá que juegan en Estados Unidos: Toronto FC, Montreal Impact y Vancouver Whitecaps. Toronto juega en la Conferencia Este con los New York Red Bulls y el Montreal Impact. Vancouver juega en la Conferencia Oeste con los Ángeles Galaxy, entre otros.
Además de estos resonantes casos, hay otros menores. Como el FC Vaduz de Liechtenstein, que milita en el fútbol suizo porque su país no tiene de Liga (pero sí de Copa y el ganó 42 veces). También existe el San Marino Calcio (ex SS Sereníssima), que participa de la tercera división italiana, o el FC Andorra que juega en la Segunda Catalana.
Ahí es donde se oscurece el panorama del Barça y del Espanyol. La UEFA siempre impidió a clubes como el Celtic y Rangers disputen la Premier de Escocia, a que se pasen a la inglesa, ya que tienen campeonato propio. La entidad tampoco quiso que Holanda y Bélgica mezclaran sus campeonatos, o que los clubes escandinavos fundaran una Liga unificada entre Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia.
La existencia de un campeonato catalán le quita fuerza al Barcelona para buscar un torneo alternativo en el extranjero. Si bien, en algún momento de este conflicto, trascendió que el Barça preguntó sobre la posibilidad de formar parte del fútbol francés, no hubo una respuesta concreta.
Es más, Francia considera que sería embarazoso porque el gobierno presidido por François Hollande no apoya para nada la independencia de Cataluña. La situación pone en jaque el alto nivel de cotización que tiene el Barcelona con los derechos de televisión, publicidad y marketing, que afectarían directamente a sus ingresos y a los de sus jugadores.
“Barcelona y Espanyol no jugarían la Liga española si se independiza Cataluña. La Ley del Deporte recoge en una disposición adicional que solamente hay un Estado no español que puede jugar la Liga o competiciones oficiales españolas, y es Andorra”, dijo el Tebas hace pocos días, en una entrevista radial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario