miércoles, 22 de octubre de 2014

BARCELONA DERROTÓ AL AJAX POR 3-1

Neymar y Messi marcaron los dos primeros goles del equipo catalán, sin embargo Luis Enrique los reservó para el clásico y casi le cuesta caro ese error.

El Barcelona resolvió por la vía rápida el partido contra el Ajax, al sentenciarlo en la primera parte con goles de Neymar y Messi (3-1), a quienes envió al banquillo para reservarlos de cara al clásico de la Liga del próximo fin de semana contra el Real Madrid.

Aunque el Barza fue el dominador del encuentro, dichos cambios, además del de Iniesta, le debilitaron y en la fase final encajó un tanto que generó cierta preocupación, pero Sandro acabó resolviendo en el tiempo añadido (3-1).

Al Barcelona le salió una primera parte redonda, quizá la mejor desde que Luis Enrique se ha hecho con las riendas del equipo azulgrana.

Fue una acción en el minuto 8 de combinación al primer toque con participación de Rakitic, Pedro, Iniesta y Neymar en la que Messi fue quien condujo el balón para entregárselo al brasileño, que lanzó un disparo cruzado y marcó el primer tanto (1-0).

El Barcelona liquidó el encuentro en el minuto 24, en una asistencia de Iniesta que Messi capturó en carrera y, a pesar de que Cillessen tocó el balón, éste entró 'llorando' en la meta (2-0).

No obstante, dada su superioridad, el Barcelona dio por finalizada la actuación de sus dos estrellas y en pocos minutos sacó del campo a Neymar y a Messi para que descansasen pensando en el partido del fin de semana contra el Real Madrid.

El Ajax dio el susto de la noche a poco de llegarse a los 90 cuando en una falta de determinación en el despeje de los azulgranas, el balón acabó en las botas de El Ghazi, quien a la media vuelta marcó el 2-1.

A pesar de la alarma, los azulgranas supieron cerrar el partido, un contragolpe bien llevado por El Barcelona lo materializó Sandro con la zurda cruzando el balón al fondo de las mallas (3-1).

No hay comentarios:

Publicar un comentario