sábado, 6 de octubre de 2012

Tácticas diferentes un mismo objetivo, ganar

El nuevo dibujo de Barcelona de la mano de Tito Vilanova, condicionado por la baja de Carles Puyol y la duda de Gerard Piqué, se presentará mañana en el Camp Nou en una nueva batalla táctica para la que José Mourinho puede apostar en el Real Madrid con todo su poderío (13:50 hb).


Llega al Camp Nou la tercera entrega (ya jugaron dos partidos por la Supercopa de España) de un duelo de entrenadores entre Vilanova, que retomó el testigo de Pep Guardiola, y Mourinho, que pondrán en juego dos estilos diferentes para alcanzar el mismo fin, el triunfo, y responder a la obligación de ganar de los dos equipos grandes del fútbol español.


Vilanova intenta encontrar la tecla para recuperar el virtuosismo que marcó la etapa de Guardiola como DT azulgrana. Ha modificado posiciones, aspectos ofensivos, en un equipo que aún está lejos de su nivel. Su impecable racha de resultados no es acompañada, de momento, por un fútbol brillante. A veces le ha faltado ritmo, movilidad y hasta fuerza para realizar la asfixiante presión que caracterizó al Barza en los últimos años.


Mientras, José Mourinho medita pasar del 4-2-3-1 a un 4-3-3, apostando por el trivote en la esperada lucha que se desarrollará en el centro del campo con Michael Essien, Sami Khedira y Xabi Alonso.
Tampoco el Real Madrid ha alcanzado su nivel de juego en un irregular inicio, pero Cristiano Ronaldo ha recuperado la chispa física y su poder goleador.

Algo más

- Historia. Real Madrid, que venció la temporada pasada en el Camp Nou por 1-2, lleva casi medio siglo sin ganar dos veces seguidas en ese estadio, pero mañana tiene la oportunidad de hacer historia. Solo en una oportunidad el Madrid pudo repetir victorias en tierras catalanas ante el Barza durante tres años, en las temporadas 1962-63 (1-5) y 1963-64 (1-2) y 1964-65 (1-2).

- Opuestos. Lionel Messi y Cristiano Ronaldo pisarán el césped del Camp Nou con presentes en cierto modo opuestos: el argentino llega al clásico como asistente de lujo de sus compañeros, mientras que el luso lo hace con un registro implacable de dos tripletes consecutivos y ocho goles en los últimos cuatro partidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario