miércoles, 11 de noviembre de 2015

Lionel Messi provoca expectativas y dudas



Leo Messi comenzó la semana tocando balón... Y lo que debería considerarse la mejor de las noticias en el Camp Nou fue recibido con una inyección de optimismo mezclada con una preocupación silenciosa: ¿querrá forzar su reaparición por el Clásico?

El crack aceleró su recuperación la última semana en compañía del fisioterapeuta de la selección argentina, Marcelo d’Andrea, y aunque su presencia en el Bernabéu el 21 de noviembre estaba poco menos que descartada en el club, los últimos mensajes que se han recibido desde la Ciudad Deportiva azulgrana conducen a la especulación.
Los plazos en la recuperación de Messi le mantienen fuera del Clásico y apuntan a una reaparición, sin urgencias, durante la primera semana de diciembre, quizá en el partido frente al Valencia en Mestalla o en el anterior, de Copa en el Camp Nou ante el Villanovense. No se contempla el Bernabéu… Pero la imagen de Leo corriendo con un balón abre un abanico de posibilidades que no pueden controlarse desde el propio club.
El excelente rendimiento mostrado por la pareja Suárez-Neymar facilitó que la ausencia de Messi en el Bernabéu fuera vista con tranquilidad alrededor del Barcelona, considerando que con sus dos escuderos en plena forma el equipo de Luis Enrique ya tendría la capacidad para plantar cara a los merengues.
Más aún, el hecho de llegar con ventaja gracias a la derrota de los de Benítez en Sevilla ampliaba estas dosis de tranquilidad y confianza. Pero nada de ello ha evitado que las especulaciones se catapulten al plano.
Desde el club, una fuente autorizada no se atrevió a descartar al cien por cien la presencia de Leo en el Clásico, advirtiendo que el ‘10’ es quien marca los plazos en compañía de los médicos y que aunque empezó la tercera fase de su recuperación más tarde de lo esperado en un principio “cada jugador es diferente”.
Además, no debe considerarse descabellado pensar que a Messi le motive regresar en un partido de tanto impacto como será el del Bernabéu, que podría provocar un golpe de efecto en el campeonato si el campeón se lleva la victoria. Escaparse a seis puntos del Real Madrid después de doce jornadas de Liga sería visto como un golpe de autoridad indiscutible.
Y es evidente que a Leo le encantaría salir en una foto así, en vencedor al frente de un Barcelona dominador de la Liga. El argentino ya acordó con los médicos, fisioterapeutas y miembros del cuerpo técnico de la primera plantilla que en absoluto forzará su recuperación y que su intención máxima es regresar cuando esté en plenas condiciones.
Lo que nadie se atreve a asegurar es que Messi no convenga con esos médicos, fisioterapeutas y entrenadores que la próxima semana esté a punto para viajar a Madrid con sus compañeros y presentarse en el Bernabéu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario