lunes, 16 de noviembre de 2015

Leo volvió a entrenarse con el Barcelona B



Leo Messi, salvo que a última hora decida sumar una nueva sesión de trabajo en solitario, descansará ayer convencido de que llegará al Clásico del próximo sábado 21 de noviembre en las mejores condiciones para enfrentarse al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Está motivadísimo.

No se trata de un sentimiento caprichoso o de una decisión emocional. El delantero argentino acaba la semana con buenísimas sensaciones tras completar su segundo entrenamiento con el Barça B a puerta cerrada en la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí. Arrancó, disparó, encaró... Le falta ritmo, lógicamente, pero trabaja prácticamente a tope y tiene una semana, cinco entrenamientos como mínimo, para adquirir la potencia deseada. Los jóvenes jugadores de Gerard López, que han tenido el privilegio durante dos días de compartir trabajo con el mejor futbolista del mundo, no tienen ninguna duda de que el sábado estará perfecto tras sufrir ya sus diabluras.
El entrenamiento de Gerard no fue tan intenso como el del viernes y tuvo una parte táctica, pero sí hubo momentos para que Messi se probara en partidillos cortos y en diversos ejercicios. El plan del FC Barcelona, una vez realizada la valoración médica y técnica del estado de su lesión a mediados de semana, era que jugara una media hora en el Santiago Bernabéu, pero el paso adelante que ha dado Messi estos dos últimos días, coincidiendo con las vacaciones concedidas por Luis Enrique a los pocos efectivos que le quedaban de la primera plantilla, invita a todos ser más optimistas.

Hoy, con el primer equipo
El primer equipo del Barça vuelve a entrenarse hoy en la Ciutat Esportiva a partir de las 18 horas. Messi, que el jueves ya trabajó en el césped al lado de sus compañeros, pero todavía en solitario, se incorporará a buen seguro, y de forma definitiva, al trabajo con el grupo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario