jueves, 28 de abril de 2011

Zona Culé Ganó el fútbol

No hay nada que agregar. Lo que yo escriba es intrascendente, porque a la belleza, la precisión y la excelencia, no se le deben agregar palabras. De hecho, estoy seguro de que ustedes lo vieron y si aman este deporte lo disfrutaron' Aun si queda algún madridista con sangre en la cara, ese punto necesario de vergüenza para reconocer que el Madrid que se vanagloria de ser el equipo más laureado de la historia, se borró del partido de ida de la Liga de Campeones, “su” Copa de Europa, jugando en casa como lo hace un equipo de mitad de la tabla para abajo con un presupuesto modesto y para evitar el descenso como única motivación.

Así lo planteó el “puto jefe” y sus peones siguieron un guión predecible que el madridismo creía olvidado después del “conchazo” de la Copa del Rey. Porque, en tres partidos sólo jugó quien quiso hacerlo. El otro, el oponente, ése que sólo disparó una vez al arco para que Valdés no se muriera de frío, apostó por no perder, y normalmente, se pierde. Ahí falló Mourinho, el “gran estratega”, “The Special One”, el experto en enturbiar entornos, olvidarse del deporte y traspasar con demasiada soltura de cuerpo, la delgada línea roja de lo éticamente aceptable.

Y así le fue. Guardiola le respondió sus afrentas en la rueda de prensa previa y, donde mejor sabe hacerlo, en el terreno de juego. Sus muchachos se lo debían y salieron con hambre desde el minuto uno. Por Dios, lo bordaron, tocando aquí y allá, tiqui taca y volver a empezar, con fuerza, técnica e intensidad, fútbol moderno, modélico y precioso, que no pudo contrarrestar el Real con su juego subterráneo que tan bien representan Pepe, Marcelo y Sergio Ramos, proyección natural del turbio Mou sobre el terreno de juego. Pero esta vez no les resultó: ahí está el Barça y Messi.

Capítulo aparte para el mejor jugador del mundo, quien no tiene techo y que aprovechó dos balones de oro para enchufarla. Sí, contra diez. Pero, ¿acaso con once el Madrid jugó a algo que no fuera especulación? Pues eso, sólo queda rematar la faena el próximo martes. Visca el Barca i visca Catalunya!

No hay comentarios:

Publicar un comentario