viernes, 22 de abril de 2011

Un trofeo arrollado pero vigente

El trofeo fue arrollado por el bus antes de llegar a la fuente.

El madridismo llevaba esperándolo 1.081 días, dos años "complicados", en palabras de Casillas. Pero el título de Copa del miércoles, arrebatado al Barça, hizo que el reencuentro con Cibeles fuera apoteósico. Ni la lluvia ni la hora impidieron la fiesta. Más de 250.000 aficionados se encontraban en torno a la diosa para celebrar el éxito con los campeones.

En la madrugada sobrevino el estallido. Tras casi cuatro horas de espera, el autobús descapotable del Madrid llegaba a Cibeles. Ramos ondeaba una bandera de España, Cristiano bromeaba con Benzema y Mourinho, arropado entre sus jugadores, miraba con orgullo. El madridismo era un grito unánime: "Sí, sí, sí, la Copa ya está aquí". Y entonces, sucedió. Ramos, que portaba la Copa encaramado en la parte delantera del bus, se cayó para atrás y el trofeo, que los blancos llevaban 18 años esperando, se le escapó y se precipitó al suelo. La mala fortuna quiso que cayera debajo del vehículo, que lo arrolló. Tras unos segundos de confusión, los miembros del Samur retiraron los trozos de debajo del autocar y guardaron la Copa en el interior.

Tras el incidente, Casillas cogió el protagonismo. El capitán tomó el relevo de Raúl, ascendió la pasarela... y besó a la diosa. Otro beso para la historia. Después, le colocó una bandera de España con el escudo del Madrid y la arropó con una bufanda. Mientras, sonaba el We are the Champions y los fuegos artificiales vestían el cielo de Madrid. El colofón a una fiesta que duró hasta las primeras horas del jueves.

'Copacidio'.

El incidente de Ramos alimentó el ingenio en Internet, donde ya se bautizó lo ocurrido como copacidio. El sevillano le quitó trascendencia en Twitter: "Lo de la Copa fue un malentendido, no se cayó... saltó ella cuando vio tantos madridistas". "La Copa está siniestro total", dijo Federico Alegre, propietario de la joyería encargada de fabricar el trofeo. "Venía de Valencia, lo escuché por la radio y fui al Bernabéu; una réplica viaja conmigo. El Madrid tiene ya otra Copa en perfectas condiciones", explicó. Una Copa suplente que ya luce en la sala de trofeos del Bernabéu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario