martes, 26 de abril de 2011

Iniesta: “Guardiola nunca busca excusas en los árbitros”

Andrés Iniesta lanzó un mensaje de confianza desde el vestuario del Barcelona de cara a las semifinales de la Liga de Campeones frente al Real Madrid. El centrocampista aseguró que el club "no vive una situación crítica", pidió "centrarse en su juego" y descartó señalar un favorito para el doble duelo.

"Sueño con estar en Wembley. El único pensamiento que tenemos es ir a ganar y a marcar goles y, en la vuelta, que nuestra gente nos lleve a Wembley. No hay otra mentalidad en la plantilla", subrayó el jugador, quien bromeó sobre la falta de sueño tras su reciente paternidad: "Tengo otra habitación por si la cosa se complica, pero la niña se está portando muy bien".
El jugador de Fuentealbilla vaticinó dos duelos "con mucha tensión y mucho contacto". "Lo importante es que sepamos hacer bien las cosas y que sepamos contrarrestar las cosas buenas del Madrid", pidió Iniesta, sin atreverse a hacer pronósticos ni a anticipar favoritos. "Todo lo que sea ganar es bueno. Nosotros no sabemos jugar otro tipo de encuentro. Hay que saber leer este tipo de partidos. Vamos a ver cómo transcurre todo porque va a ser una eliminatoria dura y difícil, y que debemos afrontar con mentalidad de que por poco podremos estar en otra final", señaló.
Iniesta ha defendido a Pep Guardiola, de quien aseguró que "nunca busca excusas en los árbitros", después de que se le haya atribuido una queja cuando dijo que por dos centímetros el Barça no había sido campeón, en alusión al fuera de juego que se le señaló a Pedro, cuando éste marcó gol en la final de la Copa del Rey.
De la designación del árbitro alemán Wolfgang Stark, en lugar de uno portugués, como hace días se había especulado, Iniesta optó por quitar hierro al asunto al apreciar que ni con un colegiado portugués "o si el césped estuviese mal, la mentalidad cambiaría". "Nosotros nos tenemos que centrar en nuestro juego defensivo y en ataque", señaló.
Para Iniesta sus compañeros son los mejores: "No creo que exista un momento de duda. Antes, todos hubiésemos firmado estar en una situación como en la que nos encontramos. Este no es un momento crítico". "Las temporadas se miran más por los títulos al final. El hilo que separa la gloria de la decepción es muy fino y cada uno que saque su conclusión. Tenemos un reto y una motivación para llegar a la final. No tenemos que mirar más allá, o si estamos más o menos cansados", afirmó.

Para Iniesta, una de las claves de los partidos de semifinal es que el Barça genere el juego que pudo hacer en la segunda parte de la final de la Copa del Rey "porque en la primera parte no supimos hacerlo", admitió. No cree que la dureza de los dos anteriores partidos vaya a condicionar la relación en la selección. "Cada uno tira para sus intereses. Nos jugamos mucho por nuestros equipos y camisetas. Son partidos duros y con emociones. Todo se magnifica. Cuando vamos a la selección, defendemos otra cosa distinta", ha señalado.

Finalmente, el jugador se sintió liberado tras el intento infructuoso de sanción que propuso un comisario de la UEFA que pidió un partido más de suspensión al barcelonista por haber forzado una amarilla y entrar limpio en las semifinales. "Hubiese sido un precedente muy fuerte si me hubiesen sancionado con dos partidos por no haber dejado sacar una falta, cuando se ven cosas mucho peores", ha recordado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario