viernes, 22 de abril de 2011

El corte de mangas de Pepe

El Barcelona no emprenderá ninguna acción sobre el gesto del futbolista y el Comité no actuará de oficio porque tampoco está recogido en el acta arbitral Los partidos entre el Barcelona y el Madrid son de alto voltaje. Los nervios de los futbolistas se disparan y, en ocasiones, esa tensión se refleja en gestos. Pepe, por ejemplo, realizó ayer tres cortes de manga a la afición azulgrana durante la celebración del gol de Cristiano Ronaldo, que dio la victoria a su equipo en la final de la Copa. El portugués pidió perdón luego. “Espero que la afición me disculpe. Me dejé llevar por la euforia”, reconoció. El árbitro, Undiano Mallenco, no recogió en el acta del encuentro el gesto del defensa madridista y el Barcelona no va a emprender ninguna acción para que Pepe sea castigado. “El Comité de Competición no actuará de oficio casi con toda seguridad”, explican desde la RFEF, por lo que el portugués se librará de una sanción.
Los de ayer no son, en cualquier caso, los primeros cortes de manga que se ven en un clásico. Unos de los más sonados fueron los de Schuster, también una final de Copa, la de1983 en La Romareda. El partido estaba empatado a uno cuando, casi en el minuto 90, Marcos metió un precioso gol de cabeza tirándose en plancha. Schuster, entonces en las filas azulgrana, realizó dos cortes de manga a los jugadores del Madrid mientras corría a abrazar a sus compañeros.
Más recientemente, en la temporada 1997-98, el barcelonista Giovanni también dedicó el gesto a los aficionados blancos en el Bernabéu tras marcar el gol de la victoria de su equipo. El choque terminó 2-3 y a Giovanni le cayeron dos partidos de sanción, aunque finalmente la sanción se redujo a uno por arrepentimiento voluntario.
El público del Bernabéu también presenció cómo Van Bommel le dedicaba un corte de mangas. El holandés lo hizo, sin embargo, cuando ya no pertenecía al Barcelona, sino en la ida de los octavos de final de la Champions que el Bayern de Múnich disputó frente al Madrid en 2007. El jugador también pidió perdón. “Tengo que disculparme. Había muchas emociones en juego. No lo debí hacer, pero cuando marcas un gol que puede ser tan importante, las emociones se desbordan”, se justificó. Aún así, Van Bommel fue sancionado con dos partidos, uno por el gesto y otro por su expulsión en aquel partido.
Tampoco Van Nistelrooy se escapa a los cortes de manga. El holandés celebró un gol ante el Zaragoza en 2008 realizando el gesto, aunque aseguró que no iba contra nadie. “Fue un gesto de felicidad. No estaba enfadado con nadie”, afirmó. Y Villa también dedicó el famoso gesto a los aficionados del Getafe en 2007, cuando militaba en el Valencia, tras ser expulsado.

1 comentario:

  1. Hola

    Mi nombre es Paulina y administro un directorio y buscador de webs y blogs. Buen blog deportivo, me gustaria intercambiar enlaces. Puedo agregar tu pagina en nuestro directorio para que así mis visitantes puedan visitarla tambien.

    Si te interesa, escribeme al mail: p.cortez80@gmail.com

    Saludos
    Pau

    ResponderEliminar