martes, 26 de abril de 2011

Otro clásico español con duelo de técnicos

Nuevo choque de materia gris: el entrenador del Real Madrid, José Mourinho, y su homólogo del Barcelona, Josep Guardiola, que ya se conocen perfectamente, van a tener que ingeniárselas para sorprender al rival y lograr el pase a la final de la Liga de Campeones de fútbol.


El Real Madrid y el Barsa volverán a enfrentarse mañana en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid en semifinales de la Liga de Campeones, por cuarta vez en lo que va de temporada.

Decisivo. Será el choque decisivo entre dos maestros de la táctica que se disputará en dos tiempos, el miércoles en Madrid y el 3 de mayo en Barcelona.


Mourinho tiene una pequeña ventaja psicológica en Europa: eliminó al Barsa de Guardiola en semifinales de la "Champions" la pasada temporada.

La promesa. Enfrente, Guardiola ha prometido ir "a atacar y a hacer goles" al Madrid, al tiempo que rechazó la posibilidad de cambiar de sistema para adaptarse a la próxima apuesta de táctica de Mourinho: "no puedo transmitir algo que no siento, transmito jugar mejor y atacar mejor".


Pero Guardiola ya demostró en otras ocasiones que también sabe sorprender, como cuando decidió poner a Messi en el eje del ataque o, más recientemente, poner a Busquets o a Mascherano de centrales.


Todo se definirá desde las 14.45 (hora boliviana) de mañana en el estadio Santiago Bernabéu cuando se midan estos dos colosales.

ALGO MÁS

OBJETIVO. El centrocampista del FC Barcelona Andrés Iniesta está totalmente centrado en lo que viene por delante. Y no le importa marcar goles históricos si el Barcelona logra su objetivo.


PARA EL RECUERDO. El árbitro alemán Wolfgang Stark que pitará el partido del Bernabéu entre Madrid y Barcelona declaró que le gustaría "intercambiar una camiseta" con Lionel Messi.


CRÍTICA. Sergio Ramos no quiso asumir el papel de favoritos como dice el técnico del Barsa, Pep Guardiola, al que manó un recado al asegurar que "ya se critica hasta una decisión correcta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario