viernes, 29 de abril de 2011

El fútbol se aísla de Mourinho

El fútbol ha decidido situarse al margen de José Mourinho, amparado en una "teoría de la conspiración" para justificar la imagen ofrecida por el Real Madrid en el partido de ida de la Liga de Campeones y el marcador adverso obtenido en el choque ante el Barcelona.
Técnicos extranjeros y dirigentes se han aislado del mensaje de Mourinho, tras la rueda de prensa posterior al revés encajado ante el equipo de Pep Guardiola.
De hecho, casi al mismo tiempo que el Barcelona, la UEFA confirmó que tras la disputa de la ida de las semifinales de la Liga de Campeones ha abierto un proceso disciplinario contra el Real Madrid, concretamente contra el técnico, por sus manifestaciones post partido.
El club azulgrana se sintió dolido con las palabras del portugués. Y decidió denunciar a Mourinho ante el Tribunal de Control y Disciplina de la UEFA por sus declaraciones. El técnico puso en duda el título europeo que logró el Barcelona en el 2009.
Los entendidos van más allá. Sus propios colegas cuestionan los argumentos y los métodos del entrenador del Real Madrid.
El preparador del Chelsea, el italiano Carlo Ancelotti, rechazó la teoría de la conspiración en favor del Barcelona.
"No creo en una conspiración. El fútbol es el fútbol. No hay conspiración. Los árbitros pueden cometer errores y quiero pensar que todo está bien, que todo es transparente, porque este es mi trabajo", dijo Ancelotti.
"Obviamente -añadió-, hay errores en el fútbol. Árbitros, jugadores, entrenadores, pero no hay conspiración", agregó el preparador del equipo inglés, que defendió la reputación del árbitro alemán Wolfgang Stark, a quienes los madridistas culparon de la derrota.
En una línea similar se pronunció Arséne Wenger, técnico del Arsenal, eliminado en octavos de final por el Barcelona.
"Me niego a creerlo (que haya un amaño del Barcelona) porque el día que crea eso, será imposible asimilarlo. Esta temporada el Barcelona realmente se ha encontrado con algunas ventajas, pero en mi opinión fueron accidentales", explicó Wenger.
El ex entrenador del Chelsea y del Inter de Milán dijo anoche después del partido que el Barcelona había sido favorecido por las decisiones arbitrales y aseguró que esa entidad todavía no ha ganado un título europeo "limpio" bajo el reinado de Pep Guardiola.
"Es difícil para mí comentar algo así porque nosotros estuvimos envueltos en una situación como ésa", dijo Wenger, sancionado esta campaña por la UEFA con un partido por arremeter contra el árbitro suizo Massimo Busacca tras la expulsión de Robin van Persie en el Camp Nou.
En su opinión, "cuando un técnico sale a un partido como ese y está tan decepcionado (como lo estaba anoche Mourinho), tiene que aceptar que a veces se va demasiado lejos. Me niego a creer que haya, digamos, una conspiración detrás y que el Barcelona haya salido favorecido".
Las autoridades deportivas españolas también salieron al paso de la situación. El presidente del Comité Olímpico Español (COE) criticó las declaraciones del técnico del Real Madrid en Radio Marca.
"Mourinho ha echado por la borda todos los valores del club", dijo Blanco, que tildó de "esperpéntica" su rueda de prensa.
Más allá del círculo deportivo, algunos políticos ejercieron de aficionados al fútbol para mostrar su opinión ayer. Fue el caso del presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, que indicó que la actitud de Mourinho está haciendo que "a mucha gente le caiga antipático" el Real Madrid.
El entrenador del Real Madrid sí encuentra aliados en su club. La plantilla cierra filas en torno a su técnico. El central Sergio Ramos es el único que se ha pronunciado en una jornada de aislamiento y silencio total.
"Todavía quedan 90 minutos más y en el fútbol todo es posible" y sobre la actuación arbitral se mostró contundente con un "sin comentarios, simplemente lamentable".

EL BARZA DENUNCIARÁ A MOURINHO
El Barcelona denunciará al entrenador del Real Madrid, Jose Mourinho, ante el Comité de Control y Disciplina de la UEFA por las declaraciones que hizo tras el partido que ambos equipos disputaron ayer en el Santiago Bernabéu, en las que puso en duda el título europeo que logró el Barça en 2009.
En una reunión de urgencia en el Camp Nou, el club barcelonista decidió que presentará esta denuncia porque entiende que las declaraciones de Mourinho contravienen el artículo 5, apartados B y D, de las normas de la UEFA, relativas a "lesionar la reputación del fútbol".
Así confirmó el secretario de la junta azulgrana, Toni Freixa, quien aseguró que el Barça se siente "perjudicado" por las declaraciones del técnico madridista y que por ello "defiende su historia, prestigio y honorabilidad por el esfuerzo que hizo el club por ganar la Liga de Campeones del 2009".

No hay comentarios:

Publicar un comentario