miércoles, 17 de agosto de 2011

Video Supercopa Barcelona 3 - Real Madrid 2

Otra vez el Barcelona y otra vez Lionel Messi: El equipo catalán derrotó hoy por 3-2 al Real Madrid con dos goles de la estrella argentina y se consagró campeón de la Supercopa de España, el primer título de la temporada.

El equipo azulgrana obtuvo una ventaja de 5-4 en la suma total de las dos finales y así extendió su dominio sobre su máximo rival en el primer título en juego de la temporada. Como si fuera poco, Messi escribió otra página brillante en su historia contra los madrileños. Anotó dos goles y concedió una asistencia mágica y obnubiló nuevamente la tarea de Cristiano Ronaldo, autor de otro gol en el encuentro. De este modo, hubo lugar para que hasta Guardiola se anotara un nuevo registro histórico. Es que el técnico catalán alcanzó su undécimo título como técnico del Barcelona e igualó la marca del histórico Johan Cruyff. Andrés Iniesta y Lionel Messi anotaron los tantos del equipo vencedor, mientras que Cristiano Ronaldo y Karim Benzema convirtieron para un Real Madrid que se quedó nuevamente en las puertas de la gloria. A diferencia del partido de ida, Guardiola esta vez apostó a sus mejores armas para afrontar la final. Con la salvedad de la lesión de Carlos Puyol, el Barcelona salió al campo con todos sus titulares. Regresaron al campo Gerard Piqué, Xavi Hernández, Sergi Busquets y Pedro y el juego del equipo catalán cambió por completo, especialmente en su construcción. Mientras tanto Mourinho mantuvo la base del duelo de la ida y sólo produjo el ingreso de Fabio Coentrao en reemplazo de Marcelo. Tal como sucediera en el choque del domingo, el partido tuvo un ritmo eléctrico desde los primeros minutos. De hecho, en la primera jugada del partido, Víctor Valdés le detuvo un buen disparo de zurda a Cristiano Ronaldo. Mientras el Real Madrid adelantó sus líneas de manera considerable y se dedicó a una presión incesante en la salida de juego rival, el Barcelona aguardó durante el primer cuarto de hora hasta encontrar los espacios. El encargado de hallar los huecos en la presión madrileña fue nada menos que Messi, quien a los 14 minutos dejó en el camino a dos rivales en la mitad de campo, le concedió una asistencia mágica a Iniesta con un pase en profundidad y el español definió con clase ante la salida de Casillas. Cuando parecía que el Barcelona se perfilaba hacia la sentencia de la Supercopa, el Real Madrid reaccionó con velocidad y el empate apareció antes de llegar a los 20 minutos. Después de un tiro de esquina, Pepe controló la pelota en el área, sacó un disparo apenas desviado que cayó en los pies de Cristiano Ronaldo (al límite del fuera de juego), quien aprovechó la fuerza del disparo del defensor para apenas desviar la trayectoria y colocar el balón en el segundo palo. Los últimos 25 minutos de la primera mitad fueron un frenesí de ocasiones para ambos equipos. Pedro casi convierte de zurda apenas un minuto después del tanto de Cristiano, pero su disparo fue desviado de manera brillante por Casillas. Más tarde, Cristiano estuvo a punto de anotar su segundo gol y poner la final a favor de los madrileños, pero su fuerte tiro se desvió en Valdés y luego se estrelló contra el travesaño. En tanto, el portero del Barcelona volvió a lucirse unos minutos después al desviar un disparo esquinado de Mesut Özil desde la izquierda. Tal como sucedió en la ida, el duelo parecía encaminarse hacia el descanso con un empate y tal como sucedió en la ida, volvió a aparecer la magia de Messi para darle la ventaja al Barcelona. La ‘Pulga‘ recibió un pase de taco de Piqué dentro del área tras un tiro de esquina y, en el medio de piernas y camisetas sacó brillo a su estrella y definió con clase con su pierna derecha apenas por encima del cuerpo de Casillas. El argentino ya le marcó tres goles en la temporada al portero del Real Madrid y alimentó su glorioso historial ante el guardameta español. Ya le convirtió 14 tantos: es el mayor verdugo de la carrera de Casillas, así como el capitán del Real Madrid es el portero al que Messi más castigó en la trayectoria del rosarino. Ya en la segunda parte, se apartó a un lado el fútbol y hubo lugar para las fricciones y las tensiones entre ambos equipos. Una infracción de Marcelo (reemplazante de Khedira en el descanso) sobre Messi desató los tumultos entre los dos equipos. Macherano y Cristiano se dedicaron cualquier tipo de insulto, Messi y el propio Marcelo también confrontaron mientras que Mourinho aprovechó la ocasión para realizar el gesto de ’feo olor’ cuando Messi le pasó a su lado. La primera jugada de peligro de la segunda mitad se produjo recién a falta de 25 minutos para el final. Iniesta realizó una enorme jugada personal y dejó el balón a Messi, para que el 10 se perfilara sobre la izquierda y provocada una buena parada de Casillas con un tiro raso. Más tarde, Benzema ejecutó una violenta volea desde dentro del área pero su disparo se fue unos metros desviados sobre la izquierda. Con el pasar de los minutos, el Barcelona se retrasó y el Real Madrid adoptó una postura dominante en el juego. De hecho, a los 70 minutos, Sergio Ramos realizó un cabezazo en soledad en el corazón del área local y su tiro salió besando el palo derecho de Valdés. El premio para los visitantes llegó a falta de diez minutos y nuevamente mediante una jugada de tiro de esquina. Luego de una serie de rebotes en el área pequeña y una nueva asistencia de Pepe, apareció Benzema para definir por lo bajo junto al palo derecho de Valdés y prolongar el misterio sobre la definición de la Supercopa. Apenas después del empate, Guardiola mandó al campo a Cesc Fábregas, quien realizaba su debut en el club de sus amores en el momento de mayor incertidumbre del partido. El duelo se encaminaba hacia la prórroga, tal cual había sucedido en la final de la Copa del Rey. Pero el destino todavía tenía lugar para que el mejor jugador del mundo alimentara su reinado. Messi abrió el balón a la derecha a Adriano, el brasileño lanzó un centro medio y la ‘Pulga‘ selló la historia con una volea de zurda al primer palo. Sobre el final, se suscitaron nuevos tumultos. El árbitro David Fernández Borbalán expulsó a Marcelo, Villa y Özil (los últimos dos ya estaban sentados en el banquillo) y, ya como síntoma del enfrentamiento de los dos clubes, el Real Madrid decidió abandonar el campo y no presenciar la consagración de su rival. El Barcelona de Guardiola abrió la temporada con un nuevo título para sus vitrinas y el ‘único‘ Lionel Messi ofreció una nueva exhibición de su paternidad sobre el Real Madrid.
FICHA DEL PARTIDO:
BARCELONA: Valdés; Alves, Mascherano, Piqué, Abidal; Xavi, Busquets (85m.Keita), Iniesta; Pedro (83m. Fábregas), Messi y Villa (73m. Adriano).
REAL MADRID: Casillas; Ramos, Pepe, Carvalho, Coentrao; X Alonso, Khedira (46m. Marcelo); Di María (64m. Higuaín), Özil (78m. Kaká), C. Ronaldo; Benzema.
GOLES: 1-0: 14 m. Iniesta. 1-1: 19 m. C. Ronaldo. 2-1: 45m. Messi. 2-2: 82m. Benzema. 3-2: 88m. Messi.
ARBITRO: David Fernández Borbalán. Mostró tarjeta amarilla a Khedira, Xavi, Ronaldo, Mascherano, Pepe, Ramos. Mostró tarjeta roja a Marcelo, Villa y Özil (94 m.).
ESTADIO: Camp Nou (Barcelona).

No hay comentarios:

Publicar un comentario