lunes, 29 de agosto de 2011

Después de la tormenta de la Copa América, Messi vive un agosto perfecto

Tras vivir un julio de pesadilla con la selección argentina durante la Copa América, Lionel Messi se convirtió en un huracán en agosto con goles, títulos, premios y la concesión de la capitanía "albiceleste" en el inicio de la era de Alejandro Sabella, informó el portal informativo elpais.cr, que cita a la agencia de noticias DPA.

"Tengo decidido quién será el capitán. Hizo un gol el viernes", reveló con un sencillo acertijo Sabella antes de subirse al avión rumbo a Calcuta, India, donde Argentina enfrentará a Venezuela el próximo viernes con Messi como nuevo portador del brazalete.



Sin nombrarlo, pero haciendo referencia al tanto de Messi ante el Porto por la Supercopa de Europa, Sabella confirmó lo que la prensa local especulaba en las últimas semanas: la "Pulga" desplazará a Javier Mascherano como nuevo capitán en una era que aguarda con esperanza tras el mal trago del mes pasado.



Es que Messi terminó julio deprimido. La prematura eliminación en los cuartos de final de la Copa América, sin haber convertido ningún gol en su tierra, volvía a sembrar dudas sobre si las amargas sensaciones en la selección podrían repercutir en su nivel en el Barcelona.



Sin embargo, después de unas vacaciones en las que jugó un par de exhibiciones, disfrutó del mar en un barco con sus amigos, entre ellos su compañero Dani Alves, y se le vio disfrutando del sol con su novia en Ibiza, el astro argentino volvió con la energía recargada y despejó cualquier duda.



Dos títulos con el Barcelona, cuatro goles y tres asistencias en finales, un nuevo galardón personal como mejor jugador de Europa y la cinta de la "albiceleste" dieron forma a un agosto arrasador, que culminará este lunes con su debut en la Liga española

El 8 de agosto comenzó a preparar la temporada con el Barcelona. Menos de una semana después y escaso de ritmo, anotó un gol y dio una asistencia en el empate 2-2 en la ida de la Supercopa española en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid.

Tres días después, otra asistencia y dos goles para tumbar de nuevo al gran rival. Su primer título.



Poco después, el argentino marcó un gol y concedió una asistencia en la victoria por 2-0 ante el Porto en la final de la Supercopa europea, para el segundo título del equipo catalán en la actual temporada y el cuarto en 2011.



Además, Messi fue elegido por 53 periodistas especializados como mejor jugador del fútbol europeo por delante de Xavi y Cristiano Ronaldo, premio que suma a los dos últimos galardones de mejor del mundo en 2009 y 2010.



Y el sábado, como para cerrar el círculo y empezar a dejar atrás su mal trago en la selección, Sabella confirmó que Messi será el nuevo capitán y empezó a dar señales de lo que será la nueva era.



"La selección no es el Barcelona, hay que empezar por eso. Y Messi es el mejor jugador del mundo y el más desequilibrante. Tenemos que dejarlo tranquilo y disfrutar de que se puso la camiseta argentina y agradecer que no eligió la camiseta española. Todos los días tenemos que agradecer que es nuestro", sostuvo Sabella.



No será la primera vez que el crack del Barcelona use la cinta de capitán. Ya lo había hecho ante Grecia, en el tercer encuentro del Mundial de Sudáfrica con el entonces seleccionador Diego Maradona.



Pero esta vez parece ser diferente. Desde el primer partido, Messi será el capitán permanente de Argentina y el líder indiscutido camino a Brasil 2014, donde espera tener su gran revancha. Mientras tanto, busca seguir cosechando títulos en el Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario