miércoles, 29 de agosto de 2012

Xavi y Casillas, candidatura conjunta al Príncipe de Asturias



Una tecnología inalámbrica destinada a reducir el número de accidentes de tránsito inició sus primeras pruebas en el mundo real en Ann Arbor, Michigan (noreste de EEUU). El Departamento de Transporte explicó que el programa puesto en marcha permitirá a la infraestructura de los vehículos “hablar” entre ellos en tiempo real, evitando colisiones de tráfico y mejorando su flujo.

Los autos, camiones y autobuses que participan en la prueba, y que en su mayor parte fueron suministrados por participantes voluntarios, están equipados con dispositivos inalámbricos que advierten a los conductores de peligros específicos como una inminente colisión en una intersección sin visibilidad, con otro vehículo que se encuentra en un punto sin visión con un auto que está detenido un poco más adelante.

Objetivo. “Esta tecnología de última generación ofrece una promesa real para mejorar tanto la seguridad como la eficiencia de nuestras carreteras”, dijo el secretario de Transporte, Ray LaHood, al lanzar la segunda fase de Safety Pilot, el test más extendido hasta la fecha en una tecnología preventiva de vehículos conectados.

Para la prueba, los dispositivos también recolectarán abundante información sobre la operabilidad del sistema y su efectividad al reducir accidentes. La primera fase del programa mostró que el 90% de los conductores que utilizó la tecnología en sus vehículos obtuvo beneficios de seguridad y que a éstos les gustaría utilizarla de forma cotidiana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario