sábado, 22 de marzo de 2014

Real Madrid más estable contra el Barcelona más dubitativo

A falta de diez jornadas para el final de la Liga BBVA, Real Madrid y Barcelona disputarán un "clásico" de sensaciones encontradas para ambos equipos, con los blancos mostrando su poder y estabilidad por los estadios de Europa frente a las dudas que genera el cuadro que dirige el entrenador argentino Gerardo "Tata" Martino.

Pese al último resultado del Barcelona, un 7-0 a favor ante Osasuna en el Camp Nou, la evolución del club catalán a lo largo del último tramo del curso no es la más aconsejable para jugarse media Liga en el estadio Santiago Bernabéu.

Si se suman todos los sobresaltos que ha tenido que superar la entidad blaugrana a lo largo del año, los problemas que ha tenido su rival el domingo no son más que pequeños contratiempos para la entidad madridista.

Del Real Madrid se podrían analizar los problemas deportivos que ha sufrido a lo largo de 28 jornadas. Del Barcelona, también los extradeportivos.

En el primer aspecto, mientras que los hombres de Carlo Ancelotti mostraron dudas en las primeras jornadas con una falta de equilibrio evidente que tantas veces pidió solucionar el técnico italiano, los de "Tata" Martino han seguido una tendencia gris sin el brillo de antaño que ha desembocado en unos pinchazos que le han dejado a cuatro puntos de su máximo rival.

La goleada a Osasuna sirve para maquillar la derrota en Valladolid por 1-0 la jornada anterior y el fracaso en Anoeta frente a la Real hace tres fines de semana. En total, de los últimos cuatro partidos, el Barcelona ha perdido dos y, por eso, es tercero a cuatro puntos del Real Madrid y a uno del Atlético.

Tal vez esos malos resultados son fruto de otros asuntos ajenos a los terrenos de juego que podrían haber afectado al rendimiento de los futbolistas del Barcelona. Los temas son variados y alguno llamativo. Muy mediáticos, pero para mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario