lunes, 10 de marzo de 2014

La hecatombe de un frágil Barcelona

Cuando el Barcelona de Pep Guardiola escribía la página más brillante de su historia, cualquier estilo de juego distinto tenía menos brillantez y era infravalorado. El fútbol son ciclos y aunque es una osadía ver el final de un equipo en el que juega Leo Messi, su presente muestra una realidad preocupante y distinta a su eterno enemigo. Han cambiado papeles

El Madrid juega con una intensidad que desea el Tata Martino para su equipo. Carlo Ancelotti dio con la tecla y en el momento en el que se deciden títulos y se caen equipos por el camino, sus jugadores muestran la mejor de sus caras. Saltan al césped con hambre de éxito. Buscan el gol desde el pitido inicial. Imponen su estilo, con personalidad de querer el balón y velocidad ofensiva para golpear al rival

El Barcelona sufrió una hecatombe en el Nuevo Zorrilla, donde dejó parte de sus ambiciones al título de Liga tras perder 1-0 ante el Valladolid el pasado sábado, para pasar por alto la posibilidad de asaltar provisionalmente el liderato de Primera

El Valladolid dinamitó la apertura de la vigésima séptima jornada. El gol del italiano Fausto Rossi en el minuto 17 dejó en evidencia al cuadro del argentino Gerardo Tata Martino, que acabó por cambiar a Gerard Piqué, a Cesc Fábregas y a Neymar en busca de soluciones que no llegaron

Las dudas invaden al Barcelona, que encajó su cuarta derrota de la temporada, la segunda consecutiva a domicilio en las últimas tres jornadas. No caía en Valladolid desde la temporada 2002-2003 y que desde la 2007-2008 siempre había ganado. Y afronta el miércoles la vuelta de octavos de la Liga de Campeones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario