domingo, 23 de marzo de 2014

Real Madrid-Barcelona otra vez cara a cara (16:00). El duelo que concita la atención mundial es clave para la Liga

El Real Madrid pretende dar en el clásico del fútbol español un golpe de efecto a la Liga y dejar la lucha por el título en cosa de dos, con el Atlético de Madrid, eliminando del camino a un Barcelona que se juega en el Santiago Bernabéu su último cartucho.
Asoma por el Bernabéu un clásico liguero decisivo en la bonita lucha por el título que protagonizan esta temporada tres equipos. El Real Madrid, líder gracias a una racha inmaculada de partidos sin perder desde que Carlo Ancelotti encajase su derrota más dura en el Camp Nou, ante un Barcelona obligado a ganar y corregir sus últimas derrotas de visitante (Anoeta y Zorrilla).

Hace diez años que Ancelotti no vence al Barcelona, desde que en 2004 lo hizo dirigiendo al Milano. Lo encara con su equipo de gala. La ausencia de Álvaro Arbeloa asegura el puesto a Dani Carvajal en el lateral derecho, la de Sami Khedira permitió apostar por un 4-3-3 que desata el mejor juego madridista. Y la reciente lesión de Jesé Rodríguez deja al Madrid sin un arma potente que sacar desde el banquillo. Lo será Isco Alarcón si consigue recuperarse de una inoportuna gripe.

Sale el Real Madrid con un tridente de lujo como Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzemá, tres hombres clave en el área rival. Mérito de Ancelotti haber encontrado en los tres buena sintonía y espera que hoy puedan mantenerse a tope.

Obligado a jugársela
Al Barza solo le vale el triunfo. Se juega la Liga en el Santiago Bernabéu, donde todo lo que no sea derrotar al Real Madrid relegará a los azulgrana a un papel secundario en la recta final, debido a la ventaja de cuatro puntos que tiene el equipo blanco que podría ampliar a siete si hoy gana.

Después de haber desperdiciado hasta cinco puntos de ventaja que tuvo antes de finalizar la primera vuelta, el Barza entró en sequía hace unas semanas al cosechar tres derrotas casi consecutivas que le han dejado en una posición de mucha debilidad y dependencia. Tanto es así, que del liderato ha caído a la tercera posición, y ni tan solo un triunfo en Madrid le devolverá la punta.

Ante este panorama en la clasificación, el Barcelona viaja a Madrid dispuesto a ofrecer su mejor versión, de la que algo se ha podido ver en los últimos partidos, aunque nada que ver con las mejores actuaciones de los barcelonistas en los últimos años.

El equipo catalán armará un equipo a base del éxito de los últimos partidos. Martino apostará por sacar a su artillería pesada y dejar fuera a jugadores como Alexis o Pedro, especialistas en abrir las bandas en los extremos.

El "Tata" ya avanzó que jugaría Neymar, en el banquillo en la goleada del Barza al Osasuna (7-0), a la vez que su idea es poblar el centro con sus jugadores más técnicos: Xavi, Iniesta, Cesc y Messi, con Busquets como cierre en la medular. El clásico otra vez acapara la atención mundial


No hay comentarios:

Publicar un comentario