miércoles, 24 de abril de 2013

El vestuario de Barcelona La peor de las pesadillas

El delantero argentino del Barcelona, Lionel Messi, ha considerado que la remontada ante el Bayern de Múnich, tras caer 4-0 en la ida de semifinales de Liga de Campeones, está “complicada”, pero el equipo azulgrana “lo intentará”.

La estrella azulgrana ha recordado que primero “hay que definir la Liga, quedan pocos partidos para ser campeones” y, después, “intentar remontar” a un equipo alemán que les “ganó en todo, Físicamente fueron superiores, todos los rebotes fueron para ellos”.

“Hay que levantarnos otra vez. Y, si no se puede, ya queda poco para acabar la temporada y pensar en el que viene”, ha asegurado Messi, que ha apuntado que se ha sentido “bien” en el partido, a pesar de la lesión muscular que sufrió hace unas semanas.

Por su parte, el asistente técnico del Barcelona, Jordi Roura, ha señalado que el Bayern de Múnich ha sido ampliamente superior a su equipo (4-0), pero ha destacado que el árbitro “no ha estado bien”, aunque rápidamente ha querido evitar que ello “sirva de excusa”.

El preparador se ha quejado de “acciones puntuales”, y más adelante ha aclarado que se refería a que el árbitro “no ha estado bien”, ya que le han dicho que algunos goles “no deberían de haber sido”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario