miércoles, 30 de enero de 2013

Hoy se enfrentan Real Madrid y Barcelona El mundo paralizado

Una vez más los caminos de ambos equipos que juegan todas las competiciones y dominan el panorama nacional y europeo se cruzan, en un duelo de vida o muerte, un clásico cuyo primer capítulo llega marcado por las bajas madridistas sin la presencia de Casillas, Sergio Ramos, Pepe, Fabio Coentrao y Ángel Di María, ante un Barcelona que busca la estocada.

No habrá clásico en la final pero sí un nuevo cruce en una competición a la que los dos grandes le han dado la importancia que merece en sus últimas ediciones. Venció el Real Madrid en la final de Mestalla, con el testarazo de Cristiano Ronaldo en la prórroga, y la temporada pasada el Barça saldó cuentas dejando a los blancos en cuartos de final.

El nuevo pulso entre los dos grandes del fútbol español tiene vital importancia para José Mourinho. El técnico portugués puede quedar seriamente perjudicado en caso de derrota, sin opciones en Liga y con las esperanzas puestas en Copa del Rey y Liga de Campeones. O puede resurgir de sus peores momentos, eliminando a su gran rival y devolviendo el optimismo al madridismo antes de pelear por la ansiada Décima Champions League.

Para ello, tendrá que superar un difícil examen. Tras recortar la distancia que separaba a Real Madrid y Barcelona en cada partido y cambiar la tendencia (los últimos enfrentamientos dieron el título a los blancos en la Supercopa de España y un empate en Liga en el Camp Nou), en esta ocasión Mourinho debe frenar el vendaval de fútbol azulgrana.

Como no podía ser de otra manera, el clásico deja un duelo de otro planeta, el protagonizado por el portugués Cristiano Ronaldo y el argentino Leo Messi. Los dos mejores futbolistas del mundo. El madridista asusta tras marcar en los siete últimos partidos ante el Barça y el azulgrana lleva once jornadas de Liga seguidas castigando arcos rivales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario