lunes, 7 de abril de 2014

Mourinho llamó "traidores, hijos de p..." a los jugadores del Real Madrid



José Mourinho, en un extracto de la traducción al inglés del libro de Diego Torres Prepárense para perder, llama "traidores, hijos de puta" a los jugadores del Real Madrid. Y carga sobre la identidad cultural de jugadores como Puyol, Piqué o Xavi.

Según el diario británico, The Times, el riguroso control sobre la información que caracterizaba al luso le llevó a buscar micrófonos ocultos como posible fuente de filtraciones.

El polémico entrenador recibía cada día a primera hora en la ciudad deportiva de Valdebebas un dosier con el análisis sobre los medios de comunicación. Tras examinarlos, llegó a la conclusión que no sólo él y sus personas de confianza eran las fuentes de información que la prensa recogía.

La necesidad de control hermético llevó a Mourinho a pedir a algunos 'capos' del equipo que hicieran un estudio sobre los registros telefónicos de jugadores y empleados.

Mou, tras el empate contra el F.C Barcelona que distanció al Real Madrid del título liguero dijo a sus jugadores: "Sois unos traidores. Os pedí que no dijeráis nada sobre la alineación pero me habéis traicionado. Me demostráis que no estáis de mi lado. Sois unos hijos de puta. El único amigo que tengo en este vestuario es Granero y ni siquiera estoy seguro de que pueda confiar en él nunca más. Sois el equipo más traicionero que he tenido en mi vida. Nada más que hijos de puta".

Tras este sermón, informó al presidente, Florentino Pérez, de lo ocurrido para tratar de encontrar al supuesto “desleal”.

La polémica política con el Barça

La final de la Copa del Rey que enfrentó al Barcelona y al Real Madrid en el año 2011 deja alguna de las ‘perlas' del luso.

Según The Times, Mourinho "les dijo a los jugadores que no tenían nada en común con el Barza. Él dijo que había vivido en Barcelona durante muchos años y era muy consciente de la cultura local y la educación que los niños catalanes reciben. Explicó que a la gente como Puyol, Busquets, Xavi y Piqué se les había enseñado desde la infancia a distanciarse de los españoles como Casillas, Ramos y Arbeloa. Insistió en que sus jugadores estaban equivocados si pensaban que habían hecho amistad con los jugadores del Barza en sus años con la selección".

Además, señaló que si alguno se salía del plan "estaría dando la espalda a sus compañeros y a él".

No hay comentarios:

Publicar un comentario