sábado, 12 de abril de 2014

Atlético y Real, se miran


Dos bombazos, dos duelos de verdadera enjundia, fue el resultado esperado de un sorteo de semifinales de Champions que deja historias de todo tipo. El Madrid se medirá al Bayern y el Atlético al Chelsea. La ida será en el Bernabéu en el caso de los blancos. el 23 de abril, y en el Calderón en el de los atléticos, un día antes, el 22; el orden se invertirá en la vuelta, primero en Múnich el 29 de abril y después en Londres el 30. La final será el 24 de mayo en Lisboa.

La primera gran noticia que deparó el sorteo es que no habrá cruce entre conjuntos españoles, lo que permite seguir pensando en que una final nacional es posible. Luis Figo volvió a ejercer de maestro de ceremonia, aunque esta vez dejó más disconformes a los madridistas que en ninguna de las anteriores rondas. Y es que las primeras bolas que extrajo fueron las del Madrid y el Bayern, un emparejamiento vibrante que tendrá su desenlace en el Allianz Arena.

Eso, más el potencial del actual campeón de Europa, convierten el duelo en un hueso muy duro de roer para el Madrid. La duda por lesión de Cristiano en la ida y el regreso de Guardiola al Bernabéu, le ponen más picante si cabe a un emparejamiento histórico y siempre intenso. La última referencia está en la Champions de 2012, también en semifinales, cuando los alemanes se impusieron por penaltis en aquella aciaga tanda por parte de los madridistas, coronada con el famoso lanzamiento de Sergio Ramos a las nubes.

También tendrá morbo la eliminatoria que mida a Atlético y Chelsea. En principio, por descarte era la opción más atractiva para los de Simeone, aunque se encontrarán con un conjunto parecido en cuanto a prestaciones a lo que ellos ofrecen: tácticamente fuerte, siempre ordenado en defensa, con calidad en línea de tres cuartos y un entrenador competitivo y ganador como Mourinho. La visita del técnico luso al Calderón también será un aliciente extra para dirimir qué equipo pasa a la final.

La buena noticia para los colchoneros es que Ivanovic, una pieza fundamental en el lateral derecho y en las jugadas a balón parado, no podrá jugar el partido de ida por sanción, mientras que Hazard sufre una lesión muscular producida ante el PSG y hasta última hora no se sabrá si podrá participar en el primer enfrentamiento.

Pero aunque Mourinho no pise el césped del Bernabéu si tendrá que volver a Madrid, en concreto al Vicente Calderón para medirse al Atlético, equipo revelación de la temporada que no ha perdido un solo partido europeo esta temporada y lidera la Liga española.

Los del Cholo Simeone, que se llevaron la Liga Europa 2012 y 2010 y llegan a estas semifinales después de eliminar al Fútbol Club Barcelona, ansían repetir presencia en una final después de aquella última que jugaron y perdieron contra el Bayern Múnich en 1974.

Será una eliminatoria muy especial para el delantero del Chelsea Fernando Torres, jugador referente del Atlético de Madrid en los primeros años de la década pasada hasta que se marchó a la “Premier”, al Liverpool, de la mano de Rafa Benítez en el año 2007.

Torres volverá a su casa con la camiseta del Chelsea, donde no vive su mejor temporada con Mourinho en el banquillo. El equipo inglés, que hace un año se proclamó campeón de la Liga Europa, luce en sus vitrinas un trofeo de la Liga de Campeones. El que consiguió en 2012 tras derrotar al Bayern por penaltis en la final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario