jueves, 26 de julio de 2012

Kaká entrena, Messi se recupera Colosos en la mira

Ricardo Kaká, centrocampista brasileño del Real Madrid, se entrenó ayer con normalidad tras no ser convocado para el amistoso del martes ante el Oviedo y participó junto a sus compañeros. Messi, en el Barcelona, practicó al margen del grupo por la contusión que tiene.

Mientras el futbolista brasileño espera solucionar su futuro, sigue trabajando a las órdenes de José Mourinho. Los síntomas de una más que probable salida del club blanco son claros, pero mientras resuelve cuál será su destino, no deja de prepararse físicamente para afrontar la próxima temporada.

Después de quedarse en Madrid mientras el resto del plantel madridista ganaba 1-5 al Oviedo en el estadio Carlos Tartiere, ahora sigue trabajando como lo había hecho.

El resto del equipo también sigue los pasos de Kaká y no descuida la preparación de la pretemporada. Ayer, Mourinho dirigió a 23 jugadores, incluidos los diez que tiene disponibles del primer equipo.

A esa decena de futbolistas (Kaká, Adán, Granero, Di María, Higuaín, Benzema, Varane, Callejón, Lass Diarra y Sahin, ya recuperado de una gastroenteritis), se unieron los 13 canteranos que protagonizaron la goleada en Oviedo.

Mourinho recurrió a Jesús, Pacheco, Alex, Casado, Lucas, Ríos, Mateos, Juanfran, Iván, Mosquera, Denis, Nacho y Morata para completar una sesión en la que, tras el primer cuarto de hora de estiramientos y calentamientos dirigidos por el ayudante Rui Faria, todos se dividieron en dos grupos para hacer una serie de rondos antes de entrar en los aspectos tácticos.

Mañana, el Real Madrid viajará a Portugal para enfrentarse al Benfica en el estadio Da Luz de Lisboa en el que será su segundo amistoso del verano. En él, seguramente la cantera continuará teniendo protagonismo y jugadores como Sahin, que no pudo participar en Oviedo, podrán jugar sus primero minutos de la pretemporada.

La incógnita es si Kaká viajará con la expedición o se quedará otra vez en Madrid buscando un nuevo destino.

Messi, por su parte, tuvo un entrenamiento diferenciado, mientras que el resto del equipo trabajó después del partido que el equipo azulgrana disputó contra el Hamburgo, en el que el atacante argentino no jugó debido a una contusión.

El astro argentino estuvo realizando carreras y tocando el balón, pero sin forzar, para recuperarse de cara al próximo amistoso que tiene programado su plantel, este sábado en Marruecos.

Carles Puyol, capitán blaugrana, también tuvo un trabajo a parte, y espera en un tiempo no muy lejano obtener el alta médica, después de la artroscopia en la rodilla que le practicaron el pasado mes de mayo.

Debido a la lesión que arrastra el zaguero central del Barcelona, no pudo participar de la última Eurocopa en la que su selección ganó la final y se consagró con el título por segunda vez consecutiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario