jueves, 2 de febrero de 2012

Malestar blaugrana en el control aeroportuario

La expedición del FC Barcelona partió hacia el aeropuerto de Manises al finalizar el partido con el Valencia y allí se encontró con un protagonista de excepción que retrasó la salida del vuelo azulgrana.

En el control aeroportuario, el Guardia Civil quiso cumplir a rajatabla la legislación vigente e hizo que el paso de los jugadores por el control se eternizara. Primero fue el hielo que llevaba Alves en un bolsa para calmar el dolor que no fue aceptada en el control por contener líquidos.

El siguiente objetivo fue el champú y el gel que llevaban en el neceser Thiago Alcántara y Carles Puyol, que tampoco fue del agrado del controlador y les hizo vaciar todo el contenido de sus bolsas de mano.

Por si no fuera suficiente el malestar que estaba creando el Guardia Civil, tuvo un último capricho e hizo despojarse a todos de la nueva chaqueta que lucían los jugadores del FC Barcelona para pasar por el arco.

Finalmente y pese a los requerimientos del Guardia Civil la expedición logró partir del aeropuerto de Manises.

No hay comentarios:

Publicar un comentario