jueves, 29 de diciembre de 2011

Mourinho y su hoja de ruta

José Mourinho nunca habla por hablar. Siempre tiene un plan en su cabeza y sus recientes declaraciones sobre su objetivo de regresar a Inglaterra responden a un futuro más que diseñado. Mou está preparando el terreno por lo que pueda pasar esta temporada, ya que sabe que le será muy complicado continuar en el club blanco si fracasa estrepitosamente esta temporada. El técnico portugués quiere ganar títulos en el Madrid y acabar su contrato por la puerta grande, pero podría cortar este ciclo por lo sano si el Barça le deja en blanco.

A Mourinho le quedan dos y años y medio de contrato en el Madrid, pero sabe que sus malos modales y la tensión que ha provocado tanto en su club como en toda la liga solo se podrán soportar si llegan los títulos. Florentino Pérez le ha dado todo el poder jugándosela a una carta desesperada, aunque este tándem podría romperse en junio. Porque Mou tiene muy claro que no le gustaría continuar en el Madrid si el Barça le vuelve a humillar otra temporada más. Si se da ese caso, el técnico apostaría por cortar su contrato -ya no hay ninguna cláusula de indemnización- para continuar su carrera en la Premier, una liga en la que cosechó muy buenos resultados. Hablaría con el presidente blanco sabedor que éste tampoco le pondría demasiados impedimentos para dejarle marchar y comenzar así un proyecto más simpático.

Pero Mourinho cree, a pesar de que no las tiene todas consigo, que éste puede ser su año y confía en ganar, al menos, la liga. Se sabe inferior al Barça, pero cree que será campeón perdiendo los dos partidos ante los azulgrana porque su Madrid será capaz de ser más regular en el campeonato. Sus números son ajustados, aunque le valen. La Champions la ve mucho más complicada, sobre todo, si debe enfrentarse al Barça antes de llegar a la final. Es y será su bestia negra en su etapa blanca.

Con un título de los denominados grandes en el bolsillo, Mourinho tendrá argumentos para sentirse fuerte y sabe que tiene a la afición más fiel del madridismo en el bolsillo. Su discurso victimista y su manipulación de los acontecimientos ha calado en una afición desesperada por la primacía del Barça. Si se da este objetivo, Mou cumplirá los dos años de contrato que le quedan en el Madrid, aunque también ha pedido ciertas cosas para trabajar con comodidad.

Así, el Madrid está trabajando ya en la incorporación de un delantero centro de primer nivel mundial en el que no se escatimarán esfuerzos. Nombres hay pocos encima de la mesa porque se buscará al mejor y parece que el elegido sería Rooney. Mou quiere a un luchador en la parte ofensiva y sus nombres están claros. Si el Madrid no puede fichar al mejor, un escenario que él no contempla, exigirá que se contrate alguna petición personal...y Drogba le gusta mucho. En todo caso, Mourinho quiere refrescar la plantilla blanca tras dos años duros y tensos y también ha pedido carta blanca en las bajas a pesar de que algunas puedan ser polémicas. �Mourinhizará� aún más al equipo blanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario