jueves, 29 de diciembre de 2011

Barça: "Neymar es el mejor, pero ahora nos conviene Alexis"

Unas escuetas declaraciones de Albert Valentín en Globoesporte activaron todas las alarmas. El actual secretario técnico y hasta hace unos meses coordinador de toda la red de ojeadores se encontraba en Perú supervisando el sudamericano sub 20.

Neymar rompía con facilidad y despuntaba por encima de la media del campeonato. La presencia de Valentín no pasó desapercibida y varios periodistas se le acercaron recabando su opinión. Globoesporte sorprendió el 5 de febrero con unas manifestaciones de lo más inesperadas dada la discreción de Valentín: “Neymar tiene el perfil del Barça. Tiene un enorme talento, aunque le falta físico. Si logra juntar ambas facetas será un jugador excelente”, recogía la crónica.

A su llegada a Barcelona, Albert Valentín desmintió de forma tajante cualquier entrevista, aunque sí confesó haber mantenido una breve charla informal con un periodista.

En cualquier caso, el nombre de Neymar da Silva ya estaba sobre la mesa y apremiaba el tiempo. Se necesitaba tomar decisiones y el capítulo de fichajes debía encarrilarse con cierto carácter de urgencia. La cumbre no se hizo esperar y antes de finalizar el mes, la cúpula deportiva del Barça ya había marcado su hoja de ruta. Existía una prioridad, y ésta no era Neymar. De entrada, a la espera de ver cómo se sucedían las negociaciones con Udinese, Alexis Sánchez había ganado la partida al brasileño. El argumento de los técnicos en esos días era simple y contundente: Neymar estaba considerado el mejor jugador joven del momento, pero Alexis, tras su brillante paso por el calcio italiano, era la apuesta que más convenía al Barça. Su proceso de madurez era vital para acelerar su acoplamiento al conjunto de Guardiola. Ya en marzo, la familia Pozzo, propietaria del Udiinese, estaba tranquila y absolutamente confiada que la oferta formal del Barça acabaría llegando pese a todos los rumores y dificultades del mercado.

Y así fue. A primeros de año, Neymar todavía era una joven promesa, el Santos no había dado el salto a nivel internacional y los rumores sobre una vida personal complicada estaban a la orden del día. En febrero, los informes del Barça solicitaban un compás de espera aunque recomendaban un seguimiento exhaustivo del futbolista.

El primer cara a cara sonrió a Alexis Sánchez, aunque todo apunta a que ambos se podrán reencontrar dentro de un par de temporadas compartiendo las interioridades del vestuario del Camp Nou.

No hay comentarios:

Publicar un comentario