domingo, 6 de mayo de 2012

Ganar la Liga le cuesta caro al Madrid

A los hinchas madridistas les gusta resaltar su escalada de récords. José Mourinho, técnico del Madrid, es el único entrenador que tiene conquistados el campeonato español, el inglés y el italiano. Mientras su equipo lleva 112 goles, superando de esta manera los 107 del equipo del galés en la temporada 1989/1990, algo que hasta ahora ningún equipo había podido lograr. A título personal, Cristiano Ronaldo, lleva 12 'hat-trick' -el último ante el Atlético- y que con el gol contra el Sevilla alcanzó la estratosférica cifra de 44 en lo que va de Liga, superando su propio récord de la temporada pasada.Pero hay otros récords de los cuales no gustan hacer gala directivos ni seguidores, y es que para alcanzar la formación ideal, y alzarse con el título que les era esquivo desde hace cuatro años, el club viene invirtiendo la última década más de $us 1.300 millones.

Si se trata de rentabilidad, "el equipo blanco" es número uno en ingresos de Europa, con unos $us 629 millones. Según los cálculos de Gay, de cada 100 euros que se gastan entre los 20 clubes de la que algunos denominan liga de las estrellas, 25 euros los gasta el Real Madrid. "En la última temporada, el club ingresó $us 630 millones, de los cuales, $us 193 millones eran de aportación de socios y abonados, $us 205 millones de derechos de televisión; $us 190 millones por marketing y patrocinio; 35 en taquillaje, y el resto en el Museo del Bernabeu, visitas... Lo que suma beneficios a la inversión", concluye Gay.

José María Huch, experto en empresas, escritor del libro Barça-Real Madrid, compitiendo por liderar el negocio del fútbol, resume: "Aunque los resultados del Real Madrid a nivel deportivo no han sido destacables por el nivel de inversión realizado, es muy importante la mejora que ha tenido en términos de beneficios, ya que en su última temporada, su resultado de explotación antes de amortizaciones, impuestos e intereses alcanzó los $us 194 millones, un nivel de beneficios que no tiene ningún otro club europeo y que le da una potencia de fichajes de unos $us 130 millones, sin necesidad de tener que endeudarse", estima Huch.

"El Madrid lo compra todo para ganar una liga", destacó el profesor de Economía Financiera de la Universidad de Barcelona, Josep María Gay. "El problema es el modelo de ultrafichaje, de ultrainversión, que no da el rendimiento adecuado".

"Pero no implica que siempre sea así. El ejemplo lo vemos con el Bayern de Munich, que con una inversión de $us 111 millones doblegó al Real Madrid en la Champions", dice el profesor en referencia a la derrota que sufrió el equipo español en los penaltis el pasado 25 de abril y que quedó fuera de la competición.

El invitado

El pellizco de Guardiola

Alfredo Relaño
Columnista as.com

Ganó el Madrid la Liga y Guardiola se puso en evidencia. Ya pasó cuando, tras la Copa, dijo que Mourinho tenía suerte, porque un linier había visto un fuera de juego "por dos centímetros" y porque habían designado un árbitro portugués para la semifinal de la Champions. Árbitro portugués que, dicho sea de paso, se esfumó, sustituido por Stark. Y a la vuelta por De Bleeckere. Con las consecuencias conocidas. Ahora Guardiola ha vuelto a soltar su pellizco de monja, al decir que en esta Liga han pasado cosas "que hemos silenciado", que ahora ya le pitan penaltis al Barsa cuando es demasiado tarde...

Ha hecho mal Guardiola. Todo hombre de fútbol que habla de arbitrajes (o insinúa sobre) hace mal. Entre nosotros, los periodistas, es una obligación. Entre los aficionados es una devoción. Entre los profesionales es una aberración. Ellos pertenecen al sistema, saben cómo es, viven en ello, se alimentan de ello y lo alimentan. En toda su grandeza y con todas sus imperfecciones. No hay ninguno que no sepa cómo va esto, a nadie que bracee en ese océano le espanta el juego de influencias que mece a los árbitros, que lleva arriba a los que se equivocan así y lleva abajo a los que se equivocan así.

Al Barsa no le ha ido tan bien este año como en los anteriores. Aunque, eso sí, le ha ido mejor desde que Godall pegó el cante que pegó, aportación que el tiempo valorará. Pero el Madrid ha ganado esta Liga por lo mismo que ganó el Barsa las anteriores: por haber sido el mejor. Y cuando Guardiola, aún reconociendo eso, asoma la patita, no hace más que contribuir a la felicidad de sus críticos, que estaban esperando a ver si era tan contenido como aparentaba cuando perdiera. No, no ha estado a la altura. Ha dejado mal a sus incondicionales y ha traicionado un tabú que (recordemos a Ovrebo) debería respetar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario