jueves, 17 de enero de 2019

Leganés castiga el exceso de confianza de Real

Un tanto de Braithwaite premió el orgullo de un Leganés al que despidió en pie y con ovación su afición tras el primer triunfo de su historia en Butarque ante Real Madrid, que jugó sin tensión competitiva y con la ventaja de tres goles de la ida de los octavos de final de Copa del Rey en su cabeza.

Un Real Madrid apático, sin la tensión necesaria que demanda un encuentro en la elite, asomó en una noche gélida sobre Butarque, donde solo el ímpetu de un Leganés luchador puso algo de emoción.

Real Madrid recibió el castigo. Se venía anunciando por el empuje de Leganés ante una defensa inexistente. Cada balón colgado desde las bandas encontraba un rematador por la inferioridad madridista en estatura.

Otro centro lateral y otro remate. En esta ocasión de un punta que aumenta la dinamita del Leganés. Braithwaite al segundo intento marcaba a placer tras la parada de Keylor a Merino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario