jueves, 17 de enero de 2019

Barcelona comete alineación indebida contra el Levante

El FC Barcelona cometió alineación indebida en su partido de Copa del Rey contra el Levante de la semana pasada. El futbolista Juan Brandáriz, más conocido como Chumi, fue titular en el once de Valverde pese a estar sancionado con el Barcelona B.

Según el artículo 56.3 del código disciplinario, "hasta que no cumpliese la sanción con su equipo no podía participar con los superiores (...) El futbolista sancionado no podrá intervenir en ninguno de estos equipos o clubes, hasta que transcurra, en la categoría en la que se cometió dicha infracción, el número de jornadas a que haga méritos la sanción".

Esta norma afecta especialmente a los jugadores que juegan en equipos filiales. En el resto de situaciones, las quintas amarillas en una competición acarrean una suspensión en el mismo torneo.

Esta situación, que recuerda a la sufrida por el Real Madrid hace tres temporadas con la alineación indebida de Cheryshev, acarrearía la eliminación del equipo culé, actual campeón de la competición, cumpliendo el artículo 76 del Codigo Disciplinario de la Federación Española de Fútbol: "Al club que alinee indebidamente a un futbolista por no reunir los requisitos reglamentarios para poder participar en un partido, se le dará éste por perdido, declarándose vencedor al oponente con el resultado de tres goles a cero, salvo que se hubiere obtenido un tanteo superior, si la competición fuere por puntos, en cuyo caso se mantendrá. Si lo fuese por eliminatorias, se resolverá la de que se trate a favor del oponente".

Chumi fue amonestado con la quinta amarilla en el partido que el Barcelona B jugó contra el Castellón el pasado 6 de enero. Y cumplió la sanción en el siguiente partido de Liga, contra el Alcoyano. Pero según la normativa actual, no podía jugar con el primer equipo sin haber cumplido antes la sanción.

Fuentes del Barcelona defienden la legalidad de la alineación del jugador apoyándose en la circular número 28 de la Federación Española de Fútbol. Sin embargo, y según fuentes jurídicas, esta circular se referiría a la simultaneidad de licencias, no a este caso.

Lo que sí juega a favor del Barcelona son los plazos, ya que según el mismo código disciplinario, el Levante tenía 48 horas para presentar la denuncia y la Federación no entra de oficio en el asunto. En caso de denunciar durante el día de hoy, el juez de competición tendrá que valorar con celeridad el asunto, ya que el partido de vuelta se juega hoy a las 21:30.

No hay comentarios:

Publicar un comentario