sábado, 26 de octubre de 2013

Video Barcelona 2 - 1 Real Madrid


Barcelona 2-1 Real Madrid (Highlights) 26.10... by ourmatch
Neymar marcó, Valdés atajó, Alexis explotó y el Barça marchó del Clásico más extraño de los últimos tiempos atado al liderato y descolgando a un desafortunado Real Madrid, que probablemente mereció mejor suerte en el Camp Nou, pero que desapareció del campo en cuanto el chileno, apenas llegar, sentenció el triunfo local.

En el duelo Messi-Cristiano se coló con total impunidad Neymar, apoyado por la presencia de un Carvajal nervioso y superado por la grandeza del choque que permitió al brasileño ser decisivo en el primer tramo en la misma medida que lo fue Alexis en el último, cuando demostró que Varane es un excelente proyecto de jugador. Pero de momento sólo eso.

Y eso que el Barça, el equipo conocido de los últimos años, duró 20 minutos. Apenas marcó Neymar y rozó el 2-0 Messi, el grupo de Martino dio un paso atrás y por primera vez en mucho tiempo le cedió la iniciativa al Real Madrid, que la tomó sin tener muy claro cómo utilizarla.

Acaso por ello el partido se tornó tan extraño a ojos de un Camp Nou cuya hinchada siempre está a la altura en este tipo de encuentros pero que no ocultó su extrañeza por la forma de ganar.

Si Ancelotti sorprendió apostando por colocar en el campo a tres centrales, de los que Sergio Ramos era el más adelantado, chocó aún más ver que Carvajal dejaba en la suplencia a Arbeloa para ocupar el lateral derecho. Neymar, 'acariciado' por Ramos dos veces seguidas, le tomó la matrícula al joven zaguero y a los 18 minutos, a la tercera intentona, hizo diana.

Recibió escorado en el área, se metió, engañó y disparó para que tras tocar en el desafortunado Carvajal el balón fuera a la red. Apenas dos minutos después salió del limbo Messi para tras una buena combinación con Iniesta estar a punto de marcar el 2-0, pero a partir de ahí el Barça se frenó, o no pudo mantener el ritmo, y fue el Real Madrid el que tomó el mando.

Khedira protestó un penalti por manos de Adriano en el límite del primer tiempo, que se puede poner en duda, y quizá más razón tuvo Cristiano a los 70 minutos protestando el empujón de Mascherano, no mucho después de que una pérdida de Iniesta (desdibujado especialmente todo el partido) desembocara en una parada excepcional de Valdés al delantero portugués.

El Barça no quería y el Madrid no podía superar la tela de araña local hasta que Benzema hizo temblar el travesaño e hizo comprender a Martino que, quizá, debía dar un paso al frente. Lo hizo dando entrada a Alexis por Cesc, y el chileno, a la primera que tuvo, a la contra, dejó en evidencia a Varane y Diego López y sentenció con un toque espectacular por encima del arquero.

Fue hasta el minuto 91 que pudo el Real Madrid, por medio de Jessé, superar al sublime Valdés, vendido por la mala colocación de su zaga. Pero para entonces ya era demasiado tarde. Y el Barça menos reconocible de los últimos años puso tierra de por medio en la Liga. Seis puntos, que no son pocos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario