miércoles, 9 de octubre de 2013

Bale SU EXENTRENADOR HACE UNA SEMBLANZA ASÍ ES EL GALÉS

En su autobiografía, Harry Redknapp, quien lo entrenó en el Totteham Hotspur revela datos poco conocidos del astro británico del fútbol

Harry Redknapp dirigió al Tottenham Hotspur entre 2008 y 2012. Bajo su mando, pasó de ser un equipo de segunda línea en el balompié inglés a ser un conjunto respetado. Cumplió, bajo su mando, su mejor campaña en muchos años. No había sucedido algo así desde los tiempos en los que los "spurs" contaban en sus filas con los argentinos Julio Ricardo Villa y Oswaldo Ardiles.

Mucho tuvo que ver en ese fenómeno un jugador surgido de las divisiones menores del club: Gareth Bale, quien ha sido recientemente transferido al Real Madrid en una suma cercana a los 100 millones de euros.

Redknapp acaba de publicar "Always managing", que se traduce como "Siempre a cargo", su autobiografía, en la que, como es natural, dedica largos párrafos a su jugador estrella, a quien promovió al primer equipo.

"Gareth parecía demasiado blando para ser un buen lateral defensivo, así que lo subimos (...) En los primeros entrenamientos me volvía loco porque se estaba tocando el pelo constantemente. Además, siempre acababa golpeado y tirado en el suelo. Siempre pensé que los fisioterapeutas montaban demasiado revuelo a su alrededor, todas las mañanas era lo mismo: Gareth caía al suelo y todos iban corriendo a verle. Así que les dije: no vayáis, estará bien en dos minutos. Y si es algo grave, ya nos enteraremos. Así lo hicieron y Bale se levantó y se puso a correr".

Un retrato de cómo era el juvenil Bale, cuando recién pasaba al primer equipo: coqueto y reclamaba atención constante.

El técnico afirma, a continuación, que "era una cuestión de construir su confianza. Le dimos más espacio en la banda izquierda y pusimos a Modric en el interior para que pudieran conectar. Y así empezamos a hacer daño a los rivales".

Así, los "spurs" ganaron equilibrio y el joven jugador galés "marcó goles en los momentos decisivos de la temporada que nos dieron la victoria ante el Chelsea o el Arsenal. Entonces llegó el partido clave contra el City para meternos en la Champions. Yo lo jugué como una final con un equipo ofensivo, como si jugara en casa; y la naturaleza italiana de Mancini se apoderó de él y fue demasiado cauteloso. Bale estuvo inmenso, nos metimos en la Champions y supe que era el momento en el que Gareth saltaría a los escenarios mundiales".

No se equivocaba. Ya era un jugador de todo el campo de juego. Sabe marcar, crear juego, es dueño de un violento remate y tiene gol. Es un jugador completo.

"Gareth es capaz de jugar libre por el centro, como un delantero o flotando entre líneas y llegando en cualquier momento. Y hablé de esto con nuestros técnicos porque los equipos rivales se desplazaban hacia la izquierda poniendo mucho tráfico en su camino y se lo ponían cada vez más difícil".

Su pase al Real Madrid lo pondrá en otro escenario. "La conclusión es que Bale puede jugar en cualquier posición. Creo que Ancelotti le ve de la misma manera que yo, como un espíritu libre. Su mayor reto será salir de la sombra de Cristiano Ronaldo con confianza. No será fácil. Ronaldo es la estrella del Madrid y querrá lanzar nuebe de cada 10 tiros libres. Gareth tendrá que ser fuerte, pensar que soy un jugador de 91 millones de euros y actuar como tal (...) Pero al mismo tiempo, no tiene que pensar demasiado en lo que costó, puede ser muy perjudicial".

No hay comentarios:

Publicar un comentario