lunes, 24 de diciembre de 2012

El tiempo de fiesta pertenece al pasado Real se deprime

Otros vientos soplan en Real Madrid. Luego de frenar al Barza en la anterior temporada, ahora da qué pensar.

El Real Madrid ha pasado en pocos meses de la fiesta por el trigésimo segundo título liguero a la depresión y la polémica en las que se encuentra sumido a final de 2012 por encontrarse a 16 puntos del FC Barcelona.
Cuando aún resuena la celebración de la Liga 2011-12, la culminación de una temporada para el recuerdo, la situación ha dado un giro absoluto y, antes de llegarse al ecuador de la campaña 2012-13, la lucha por defender el título es prácticamente una utopía.
El técnico portugués José Mourinho cumplió uno de los objetivos
por los que fue fichado. Frenó la hegemonía del mejor Barza de la
historia en el fútbol español y añadió una muesca a su extenso palmarés como entrenador.
Le arrebató al Barcelona la corona liguera y para ello, con Cristiano Ronaldo como estandarte ofensivo, tuvo que alcanzar cifras de récord: 100 puntos y 121 goles en 38 jornadas.
El éxito en la competición doméstica solapó la decepción de haber cedido en la tanda de penales ante el Bayern Múnich en la semifinal de la Liga de Campeones. El cuadro bávaro, en el templo del Santiago Bernabéu, le había alejado de la anhelada “Décima”. El título de Liga fue el premio y el reflejo a un equipo que encandiló por momentos, pero que, sobre todo, mostró una tremenda pegada.
Nueve puntos de ventaja separaron finalmente al conjunto de Mourinho del equipo de Josep Guardiola, y para continuar la fiesta de los madridistas, el 29 de agosto consiguieron la Supercopa española ante el Barcelona de Tito Vilanova, tras ganar en la vuelta en el Bernabéu por 2-1.

100 puntos y 121 goles en 38 presentaciones resumen la campaña pasada del Real Madrid.

16 puntos le sacó el líder Barza al Real Madrid, hecho que contrasta con su éxito más reciente.

Iker, no a la polémica

Suplencia
El portero del Real Madrid Iker Casillas rechazó polemizar sobre su suplencia en el partido ante el Málaga,
el sábado en La Rosaleda, y quiso respetar y apoyar a su compañero Antonio Adán y subrayó la importancia del equipo más que su situación.
“La situación ayer fue complicada porque dimos un paso atrás otra vez en nuestro intento de recortar puntos con el Barcelona y el Atlético Madrid. No es una frase hecha. Más que mi suplencia, lo que
me importa es la derrota que sufrimos”, destacó Casillas tras participar como “anfitrión” en el “Partido x la ilusión”, celebrado en el Palacio de los Deportes. Casillas se enteró de que estaría en el banquillo de La Rosaleda momentos antes del partido”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario