viernes, 23 de noviembre de 2012

Messi cambió de máquina, pero no de modelo

Tal como sucedió días atrás con los jugadores del Real Madrid, los integrantes del plantel del Barcelona renovaron en las últimas horas sus vehículos particulares para temporada 2012/2013.

La situación se da producto de un acuerdo comercial con la alemana Audi, que entrega los autos en condición de préstamo (sólo unos pocos modelos, los más costosos, deben ser comprados). La estrella máxima del equipo, el rosarino Lionel Messi, no quiso innovar. Así, se mantuvo en el modelo Q7, la SUV más grande de la marca de los cuatro anillos.

Precisamente, fue la enorme Q7 el vehículo más elegido por los jugadores del equipo catalán: doce sobre un total de 26 vehículos entregados. Una proporción similar se había dado en Real Madrid, aunque con Cristiano Ronaldo optando por el auto más extremo de la marca, el R8 (ver fotos), que en Barcelona no encontró jugador.

La Q7 elegida por Messi, una 3.0 TDI Quattro Tiptronic, en color blanco glaciar, es la misma que eligió el otro argentino del plantel, Javier Mascherano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario