lunes, 28 de noviembre de 2011

Cinco motivos para explicar la crisis del Barça de Guardiola en Liga

El FC Barcelona se encuentra ante un panorama desconocido. Por primera vez desde que Guardiola aterrizó en el Camp Nou, el equipo blaugrana observa al Real Madrid seis puntos por encima, en lo más alto de la clasificación. No es sólo eso. Hay más. El mejor equipo de los últimos años muestra síntomas de un empobrecimiento anómalo basado en cinco pilares. Cinco evidencias que explican porqué el Barça ha dejado de ser sublime para ser �sólo� un equipo extraordinario, pero vulnerable.

Vulnerable, sobre todo, lejos de la Ciudad Condal, donde sólo ha logrado dos victorias esta temporada. El resto, cuatro empates y una derrota. En casa es otra cosa. Ahí el Barça se muestra más seguro que en ocasiones anteriores. ¿Por qué flojea en territorio forastero?

1.- Carencia de movilidad

El Barça toca la pelota, pero no la toca como en tiempos anteriores. La movilidad de sus futbolistas es diferente. El uso que se hace de la posesión es distinto. Esa es la clave.

Ante el Getafe los culés dominaron el esférico en un 64 por ciento , pero no hicieron con él lo que solían.Demasiadas posesiones largas. Demasiados desplazamientos de balón horizontales sin sentido horizontal. Los tres del medio campo (Xavi, Busquets y Thiago) no supieron encontrar huecos en la defensa blaugrana.

Tampoco ayudaron los costados. Alexis y Messi (extremos en Getafe) no buscaron las alas como de costumbre. Ni Alves o Maxwell, habitualmente extremos improvisados. No abrieron el campo. En Getafe el Barça no fue fiel a su fórmula, esa del �toco, me muevo y sorprendo�. Anteriormente Granada y Gijón (victorias culés) fueron duelos que mostraron esta ausencia de vivacidad que antes era seña de identidad blaugrana.

2.- Carencia de intensidad o actitud

Dos motivos pueden explicar la evidente falta de intensidad que dispusieron en Getafe los de Guardiola. O bien cansancio o bien falta de motivación. Puede que una mezcla de ambas. Martí Perarnau, periodista deportivo, afirma que "los jugadores ronronean en vez de morder", como hacían antaño y señala al galimatías táctico de Guardiola como una posible explicación. Pudiera ser que rivales como el Getafe (o el Sporting, o el Granada) ya no motiven a los de Pep.Que sólo se vengan arriba en campos como San Siro o San Mamés, Anoeta y Mestalla, estadios donde los blaugrana empataron, pero dando muestras de lucha y combatividad.

Quizá sea cuestión de cansancio. Hombres como Xavi, Thiago, Busquets o Messi lo están jugando casi todo. Especialmente preocupados se muestra el entorno blaugrana ante la carencia de oxígeno de éste último.

"Creo que Messi ha perdido un punto de velocidad, no sé si está fatigado", afirma Jordi Martí, periodista de la Cadena Ser. "Más que fatigado, yo vi a Messi frustrado", matiza Marcos López, de �El Periódico de Catalunya". Leo sigue gafado lejos de casa, donde este año sólo ha logrado un gol de los 15 que lleva anotados: en San Mamés ante el Athletic.

3.- Debilidades defensivas

El Barça es más débil defensivamente que en campañas anteriores. Lo es especialmente en el juego aéreo y en los corners. Frente al Getafe el equipo blaugrana recibió el único gol de un saque de esquina. Frente a Athletic de Bilbao (Piqué en propia puerta), Milan (Thiago Silva), Real Sociedad (Aguirretxe) o Real Madrid (Xabi Alonso en el Bernabéu, Benzema en el Camp Nou) los tantos llegaron de forma similar.

Que Guardiola no alinea altas torres en su defensa es una evidencia. Ventaja por un lado (la pelota sale mejor jugada) que se convierte en inconveniente por otro cuando el balón sobrevuela el área culé. La cada vez menor presencia de Piqué en el equipo y la suplencia prolongada de Puyol explican, en parte, este agujero en su zaga, si bien futbolistas comoBusquets o Abidal debería garantizar mejor efectividad en estos movimientos.

Además, el sistema de tres defensas ha hecho que, en momentos puntuales, al Barça le hayan llegado con mayor frecuencia que con defensa de cuatro. Frente al Milan o al Valencia se pudo ver a un Valdés mucho más activo ante las acometidas rivales, si bien es cierto que en esos partidos, el torrente ofensivo de los culés fue mucho mayor que en otros choques.

4.- Estrellas estancadas

Lo que antes eran futbolistas imprescindibles, hoy se muestran como reservas de lujo, o piezas que no terminan de encajar. Futbolistas como Villa, Piqué, Iniesta, Cesc o Alexis están sufriendo procesos de metamorfosis inexplicables.

En el caso de los dos primeros, la suplencia prolongada a la que Guardiola les está sometiendo provoca una clara bajada en su rendimiento. En el caso de Villa, su falta de gol es evidente. Ya no participa como antes e incluso se duda de su relación con el de Santpedor. Suplencias como la de San Mamés después de no jugar en Praga han tensado las relaciones.

En el caso de Iniesta, sus lesiones apenas le han impedido participar. Lesiones que han llegado en algunos casos por forzar antes de tiempo. Ante el Zaragoza, por jugar 15 minutos, el crack volvió al dique seco y no participó ni en Milan ni en Getafe.

Para colmo, algunos de los nuevos tampoco están aportando lo esperado. Alexis, lesionado durante buena parte del campeonato, no desbordaba como antaño. Cesc, por su parte, ha participado bien, pero de forma intermitente. Las lesiones también le han afectado.

5.- Lesiones

Ese aspecto, el de las lesiones, es quizá el elemento menos controlable de todos y el que más daño puede hacer a un equipo corto de personal. Por expreso deseo de Guardiola este Barça tiene una plantilla escasa. Objetivo: que todos estén enchufados y potenciar la cantera. Sin embargo, ahora que las dolencias (especialmente las musculares) empiezan a emerger, esa falta de fondo de armario ha hecho mella en las aspiraciones culés.

A lo largo de este año once jugadores blaugrana (Abidal, Maxwell, Alves, Piqué, Puyol, Adriano, Afellay, CEsc, Alexis, Iniesta y Pedro) han pasado ya por la enfermería, en algunos casos por partida doble y por periodos de tiempo (dos-tres semanas) que han mermado el rendimiento culé.


No hay comentarios:

Publicar un comentario