martes, 24 de enero de 2012

Messi espanta la crisis del Barcelona con sus tripletes

La perfección del barcelonista Leo Messi hace que cuando supuestamente flojea en algunas de sus virtudes, el argentino reaccione con una actuación extraordinaria o con un saco de goles, como el nuevo triplete ante el Málaga, su quinto esta temporada y decimocuarto en el Barça.

Este año, la cosa iba con que Leo Messi no las metía en el campo ajeno.

Instalado en lo alto de la tabla de máximos goleadores, a la 'Pulga' se le afeaba que en los goles fuera del Camp Nou no aparecía y que, por consiguiente, con ello también se ha pretendido explicar la cantidad de puntos que se ha dejado el Barça como visitante y la distancia en la general con el líder.

A cinco puntos del Madrid y con alineaciones en las que no existe el '9' tradicional, y cuando está, en el caso de Villa, acaba echado a la banda, todo parece resumirse con que los goles que no llegan de Messi fuera del Camp Nou son poco menos que la causa de la distancia en la Liga con el conjunto madridista.

El caso es que Messi siempre está y, como gusta recordar a Josep Guardiola, el argentino acude siempre al rescate de su equipo, con un nivel competitivo sin parangón, ya no sólo en el fútbol, sino en el propio Barcelona.

En la búsqueda de excusas sobre Messi, el futbolista mejor pagado del mundo, siempre planeará la sombra de la sospecha, incluso en Barcelona, donde cuando el equipo no raya la perfección acaban surgiendo voces que cuestionan lo incuestionable, incluso con el argentino.

Pero Messi casi nunca falla. Y siempre está. Es el futbolista patrón en 'Can Barça', el que ilumina y se erige como el termómetro del equipo. Cuando se manifiesta algún desajuste, la alarma casi siempre aparece en Messi, porque a pesar de aparecer como mediocampista ha acabado marcando los goles.

El argentino está hecho de una pasta diferente y de una sensibilidad extraordinaria, pues parece que cuando le llega alguna voz crítica, no tarda mucho en espantar las críticas o supuestas crisis con un triplete de goles.

Messi logró el domingo su quinto triplete de la temporada, justo cuando el debate sobre la pérdida de puntos lejos del Camp Nou afloraba con fuerza. Fue su decimocuarto triplete de (además del póquer contra el Arsenal) y volvió a llevarse de recuerdo, como es preceptivo en estos casos, del balón a casa.

De primera mano

Cerca al récord

Con los tres tantos ante Málaga, suma ya 216 y se acerca sólo a 19 de César Rodríguez, quien con 235 goles continúa siendo el mejor goleador, aunque se atribuye a Paulino Alcántara esta condición de máximo realizador, después de firmar 357 goles en la década de los años 10 y 20 del siglo pasado, un cómputo en el que también se incluyen partidos amistosos.

Lejos de Pelé

Los 216 goles de Messi aún quedan lejos de los 1.283 que se atribuyen a Pelé, quien esta semana desdeñó la carrera de Messi y su condición de grande del fútbol, por su escaso bagaje internacional, circunstancia que no afecta, encantado con el historial con el que ya cuenta Messi, tres Liga de Campeones, tres Balones de Oro, dos mundiales de club, cuatro Ligas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario