martes, 31 de enero de 2012

Guardiola no quiere distracciones

Los siete puntos de distancia que separan al FC Barcelona del líder, perturban en “Can Barça”. Ayer, Pep Guardiola prohibió a Dani Alves acudir a un acto promocional de un juego de la X-Box 360, que se celebró en el Circuit de Catalunya.
El defensa era, junto a la piloto Laia Sanz, el encargado de entregar el premio al campeón del torneo de Forza Motorsport. Pero el brasileño ha causado baja en el acto por mandato de su técnico, que quiere al equipo concentrado al cien por cien para el próximo partido de la Copa ante el Valencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario