martes, 20 de agosto de 2013

Sigue la polémica en el Real Madrid por la titularidad del arquero

El tema viene a colación por la disputa que mantienen Iker Casillas y Diego López por la portería del Real Madrid, que se decantó del lado del gallego en el primer encuentro liguero frente al Betis.

Ancelotti ya dejó claro en la rueda de prensa posterior al partido que esta elección no es vinculante, porque se decantó por "pequeños detalles" que no desveló.

O sea, que lo mismo la próxima jornada juega Iker. Puede ser, pero lo que ya les adelantamos es que Ancelotti no se pasará rotando toda la Liga, al menos a tenor de lo que ha hecho durante toda su vida como técnico de élite.

Para llegar a esta conclusión, analizamos lo que el italiano ha hecho en sus tres últimos equipos, el PSG, el Chelsea y el Milan.

En el PSG, al que dirigió durante la pasada campaña, apostó por el cancerbero italiano Salvatore Sirigu como titular en Liga y Champions, mientras que el francés Nicolas Douchez jugó la Copa de Francia y la Copa de la Liga.

Antes, entrenó al Chelsea dos temporadas (2009-2011), años en los que mostró una fidelidad inquebrantable al cancerbero checo Petr Cech. En su primera campaña, en la que ganó la Premier y la FA Cup, Cech jugó casi todos los encuentros de Liga y Champions, amén de los dos últimos partidos de la FA Cup (semifinal y final). Los restantes duelos, se los repartieron el portugués Henrique Hilário y el inglés Ross Turnbull, con el luso como segundo espada.

La siguiente campaña no fue muy diferente, con Cech jugándolo prácticamente todo. De hecho, Hilário no llegó ni a estrenarse en la 10/11 y Turnbull apenas disputó un partido de Liga de Campeones y otro de la Copa de la Liga.

Ya en el Milan, equipo al que entrenó durante ocho fructíferas temporadas, podemos analizar su última campaña, la 08/09, en la que contó con dos porteros contrastados como le pasa ahora en el Real Madrid.

Entonces apostó por Abbiati en la liga y por Dida en la Copa de la UEFA y la Copa italiana, aunque una grave lesión del primero de ellos propició que el brasileño acabara jugando hasta diez partidos de la Serie A.

En resumen, es poco probable que Ancelotti rote en liga a tenor de su historial pero es casi seguro que apueste por su segundo portero, al menos, en la Copa del Rey.

No hay comentarios:

Publicar un comentario