jueves, 22 de agosto de 2013

A FALTA DE MESSI, BUENO ES NEYMAR

Atlético de Madrid empató a uno con Barcelona. David Villa cumplió la “ley del ex” al marcar un gol. El brasileño empató para la visita.

Neymar se vistió ayer de héroe a orillas del río Manzanares, en el estadio Vicente Calderón, donde el Barcelona pasaba amargos momentos ante el Atlético de Madrid. Fue el primer partido de la Supercopa de España, que enfrenta anualmente al ganador de la Liga con el vencedor de la Copa del Rey.

Ante más de 50 mil aficionados, los albirrojos fueron superiores a los catalanes y se pusieron, con toda justicia, en ventaja por intermedio de David “El Guaje” Villa, exjugador del Barza, cuando se cumplían 12 minutos de iniciadas las acciones.

A partir de ese momento, los dueños de casa generaron más y mejores situaciones de peligro sobre la valla defendida por el barcelonista Víctor Valdez, quien fue una de las figuras de la final de ida.

Lionel Messi se mostraba disminuido físicamente y el sistema defensivo planificado por el técnico Diego Pablo Simeone, de los “colchoneros”, neutralizó cualquier posibilidad ofensiva.

El primer tiempo concluyó con diferencia favorable al “Aleti”, cuyos aficionados sintieron cierto alivio cuando observaron que Messi no volvía al campo de juego, aquejado por una ligera lesión. Cesc Fábregas habría de ocupar su lugar como “centro delantero mentiroso”.

Los catalanes, que lucieron los colores de la “senyera” –rojo y amarillo de la bandera de Cataluña– en sus uniformes, lograron la igualdad a los 21 minutos. Neymar, quien había ingresado al campo de juego siete minutos antes, logró el tanto del empate con un certero cabezazo, tras recibir un centro servido por su compatriota Dani Alves.

A partir de ese instante, los visitantes ejercieron mayor dominio de las acciones y debió ser el golero del local, el francés Thibaut Courtois, quien se erija en otra de las figuras del choque.

Después de que el juez Alberto Undiano Mallenco, que no sancionó un tiro penal a favor del Atlético de Madrid, determinara el final de las acciones, los dueños de casa se lamentaron por no haber logrado un triunfo que habría sido justo, por lo visto en el campo de juego.

El empate favorece más a los catalanes, cuyo entrenador, el argentino Gerardo Martino, demostró que sabe leer correctamente los partidos, pues para el reinicio de las acciones, en el segundo tiempo, cambió el sistema de marcación, que en la parte inicial, había sido zonal, por el personal, para la parte final.

La revancha se jugará el miércoles venidero en el estadio Camp Nou, perteneciente al Barcelona, donde el local podrá coronarse campeón si gana o empata sin goles, de acuerdo con la reglamentación vigente para esta competencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario