sábado, 30 de marzo de 2013

Un necesitado Celta recibe al Barça que llega con importantes bajas Heridos de muerte

El Celta, necesitado de puntos y herido por su última derrota contra el Deportivo, recibe a un Barcelona que, con la Liga prácticamente asegurada, se jugará su temporada en la eliminatoria de cuartos de final de la Liga de Campeones contra el París Saint Germain.

Para recibir al líder, Abel Resino, técnico de los gallegos, pierde a varios de sus titulares. Iago Aspas y Andrés Túñez están sancionados y el danés Krohn-Dehli regresó lesionado del partido que disputó con su selección contra Bulgaria.

Además, el centrocampista Álex López tampoco se ha recuperado de la rotura fibrilar que sufrió en el bíceps femoral de su pierna derecha durante el duelo contra el Real Madrid a principios de mes.

Con trece puntos de ventaja respecto a su inmediato perseguidor, el Real Madrid, y con la mente puesta en el inminente compromiso de Liga de Campeones ante el PSG, el Barcelona afronta el desplazamiento a Balaídos como un inoportuno trámite que intentará resolver con un once plagado de suplentes.

En Balaídos, por tanto, se sentará en el banquillo Jordi Roura, y sobre el césped habrá bastantes jugadores no habituales, como los jóvenes Bartra y Montoya completando la zaga, un centro del campo inédito con Song, Thiago y Cesc o una delantera con Villa recuperando su posición de delantero centro y Alexis y Tello por los extremos, ya que Iniesta también podría descansar de inicio.

Esta será la cuarta visita en los últimos diez años del Barça a Vigo, donde ha ganado en sus dos últimos desplazamientos y no pierde desde la temporada 2003-2004.

No hay comentarios:

Publicar un comentario