sábado, 9 de noviembre de 2013

Gündogan, la alternativa a Xabi en el Real Madrid



El Real Madrid sigue estrechando el cerco sobre el mediocentro del Borussia de Dortmund Ilkai Gündogan. Lo último que ha conseguido el club blanco es hacerse con una opción preferencial de compra sobre el jugador turco-alemán, que termina contrato con su actual equipo el 30 de junio de 2015.

El Madrid, que sigue al mediocentro desde la temporada pasada, ya tenía apalabrado con el presidente del Borussia un derecho de tanteo sobre el jugador, pero ese pacto de caballeros se ha reforzado ahora de una manera más formal durante las conversaciones que han mantenido los dos clubes por el traspaso de Nuri Sahin, que se cerrará en breve.

Sahin está jugando en el Borussia con una cesión que expira el próximo verano, pero el equipo alemán va a efectuar la opción de compra por una cifra que rondará los 7 millones de euros. El acuerdo entre los clubes por el turco es casi total y en esta negocación va incluido también el nombre de Gündogan. Según ha podido saber MARCA, el Real Madrid se ha asegurado durante estas conversaciones la pole position a la hora de fichar al talentoso mediocentro de la selección alemana, cuyo caché puede dispararse durante el Mundial de Brasil.

Las maniobras para atar a Gündogan se han intesificado con la operación Sahin, por el que el Madrid ingresará 7 millones tras pagar por él 10 kilos más objetivos en junio de 2011. El montante total del fichaje de Sahin le salió al Real Madrid por unos 12 kilos, cifra que no recuperará en su totalidad pero que compensará con esa opción sobre Gündogan.

El club blanco, además, espera un precio amigo (alrededor de 30 millones) si finalmente se lanza a por su fichaje, aunque esto también dependerá de las ofertas que el Borussia reciba de otros clubes interesados, como el Barça, el Manchester United o el City.

La buena relación entre el presidente del Borussia, Reinhard Rauball, y Florentino están permitiendo que las conversaciones transcurran de manera ágil y en buena sintonía, nada que ver con lo que le suele suceder al Real Madrid con otros clubes.

De hecho, el presidente del Borussia ya ofreció a Lewandowski al Madrid la temporada pasada -para evitar que se lo llevara el Bayern- y habló con Florentino Pérez de Gündogan con toda la naturalidad del mundo. El primer contacto por el centrocampista se produjo coincidiendo con el partido de vuelta de las semifinales de la Champions y, el segundo, durante la final de Copa, a la que el presidente alemán acudió invitado por el Real Madrid.

En los dos primeros contactos, Rauball instó a Florentino Pérez a hablar por el jugador en junio de 2014 -tras la marcha de Götze era indispensable quedarse con Gündogan para retener a Klopp-, pero aún así, el equipo blanco volvió a sondear al Borussia antes de fichar a Illarramendi. La negativa finalizó entonces con el acuerdo de caballeros de que hablarían en junio de 2014.

Así las cosas, y tras este último paso dado por el Real Madrid, se van cumpliendo las etapas pactadas entonces por los dos mandamases del Real Madrid y del Borussia.

El jugador, receptivo
Gündogan, por su parte, asiste expectante a los movimientos de los dos clubes. El futbolista, internacional por Alemania, termina contrato en junio de 2015 y aún no ha renovado con el equipo alemán pese a que tiene una oferta de ampliación encima de la mesa.

El jugador conoce de sobra el interés del Real Madrid, con el que ya mantuvo contactos el pasado verano por medio de su representante, que viajó hasta Madrid para reunirse con miembros del club blanco. En esa reunión, se establecieron las bases de una futura incorporación de Gündogan al Real Madrid, quedando claro que las dos partes se quieren y pueden unirse en el futuro si los deseos del Madrid y la evolución futbolística del jugador no cambian de rumbo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario