sábado, 28 de mayo de 2016

Real Madrid campeón




La suerte es para cualquiera, pasó en Lisboa y volvió a pasar en Milán. El Real Madrid terminó festejado después de sufrir ante un Atlético, que llevó el partido hasta los penales. Los merengues consiguieron la undécima copa de Europa en su historia y se consolidan como los más ganadores de la competición para cerrar la temporada de la mejor forma.

Los 90 minutos no aguantaron. Fue un tiempo para cada uno. El primer round de la épica batalla fue para la Casa Blanca, que salió a jugar de manera intensa ante un conjunto rojiblanco desconocido, ya que no mostró la actitud con la que eliminó al Barcelona y al Bayern Múnich. Los pupilos de Zinedine Zidane fueron más inteligentes y producto de ello golpearon primero.

Sergio Ramos, el héroe de la décima, volvió a aparecer para liderar al Madrid. El capitán anotó el primero tras un centro de Kroos que fue desviado por Bale para descolocar a Oblak (14’). Los blancos eran superiores y venían transformada esa supremacía en el césped del estadio lombardo con Casemiro y Modric como sus estandartes en la cancha.

Golpeados en su orgullo, el Atlético salió con otra cara en la segunda mitad. El ‘Cholo’ Simeone apostó por el ingreso de Yannick Carrasco por Augusto para tener más agresividad sobre el arco de Keylor Navas. La variante le resultó, no solo porque el atacante igualó el compromiso (78’), sino porque el equipo fue otro. Con el cuchillo entre los dientes, los colchoneros se lanzaron por la victoria, pero su falta de efectividad los hizo prolongar su agonía en la Champions.

La prórroga

Comenzó mejor el Atlético, impulsado por sus fanáticos, además de contar con más aire que los merengues, los dirigidos por Simeone salieron a golpear al Madrid, pero sus energías se fueron agotando y eso le permitió a los blancos creer. Isco y Marcelo tenían a mal traer a Juanfran, pero a los mismo pasaba en el otro sector cuando Griezmann y Saúl encaraban a Danilo.

Con varios jugando casi en una pierna, sobre el final del tiempo extra fueron los albos lo que tomaron la iniciativa ante un equipo rojiblanco al que le comenzaba a pesar la instancia y en la voz de los espectadores se susurraba el milagro de Liboa. Sobre el final, ni Lucas ni Cristiano pudieron empujar un centro de Marcelo, agotando así la última chance antes de la tanda desde los doce paso.

Los penales

Esperanzados en sus arquero Oblak, del Atlético, y Keylor, del Real, se fueron dando los penales. El primero lo tuvo el Madrid, que no falló en ningún tiro y aprovechó la falla de Jaunfran, que estrelló su remate en el palo ante la volada de Navas. Cristiano no perdonaría y con su tanto desataría la locura merengue en San Siro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario