sábado, 21 de mayo de 2016

Barcelona- Sevilla, una final inédita

A pesar de haber jugado tres finales como han sido las Supercopas de España y Europa, de haberse disputado 118 finales de la Copa del Rey, Barcelona y Sevilla jugarán este domingo en Madrid un partido inédito para conocer el campeón de Copa.

Con 37 finales disputas por parte del Barcelona y siete por el Sevilla, azulgranas y sevillistas nunca antes habían coincidido en una final de la Copa de España, siendo la semifinal de la temporada 1918-19, de hace casi cien años, la ronda más alta en la que ambos se han encontrado, y que finalmente superó el equipo catalán.

Al margen de este enfrentamiento de hace casi un siglo, tras el cual el Barça cayó en la prórroga de la final contra el Arenas de Guecho (5-2), los emparejamientos entre Sevilla y Barcelona en la Copa del Rey han sido siempre entre octavos y cuartos de final, con un balance favorable a los azulgrana, que han superado en ocho ocasiones a su rival, por cuatro el club andaluz. Era la primera vez que el Sevilla se plantaba en este torneo y lo iba a ganar contra un Barcelona que llegó poco concentrado a Montecarlo, más pendiente de actos publicitario que del partido que le esperaba el 25 de agosto de 2006 en el Stade Louis II de Mónaco, donde el equipo andaluz ganó con solvencia (3-0).

Cuatro años después de aquel partido, que para el Barcelona significó un punto de inflexión de la decadencia de un grupo que tocó la gloria con un doblete (Liga y Liga de Campeones), dirigido por Frank Rijkaard y liderado por un Ronaldinho de estrella, Sevilla y Barça se volvieron a encontrar en otra final, esta vez de la Supercopa de España. El Sevilla ganó por 3-1 en la ida y el Barça levantó la eliminatoria en la vuelta en el Camp Nou (4-0).

El último choque en una final entre ambos conjuntos se produjo en el pasado verano, en el primer partido oficial del año, la final de la Supercopa de Europa, en Tiflis, nuevamente con el Barça como campeón de Europa y el Sevilla, en la Europa League. El choque, que se le había puesto en franquía al Barça con un 4-1, se debió resolver en la prórroga, gracias a un gol de Pedro Rodríguez en el minuto 115 (5-4), tanto con el que acabó despidiéndose para fichar por el Chelsea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario