lunes, 16 de marzo de 2015

REAL MADRID SE REENCUENTRA CON EL TRIUNFO

El fútbol reapareció en el estadio Santiago Bernabéu gracias al croata Luka Modric, que cambió la cara de un Real Madrid que con media hora de brillantez convirtió los silbidos en aplausos gracias a su actitud y los goles del galés Gareth Bale ante un Levante superado (2-0).

El Real Madrid plasmó en el terreno de juego la fórmula para levantarse de la lona y recuperar una dosis de autoestima antes de un Clásico decisivo en el Camp Nou. Actitud, sacrificio, brillantez con balón, presión al rival. Cualidades futbolísticas que brillaban por su ausencia en una crisis de identidad y que reaparecieron cuando se terminó el margen de error de un equipo que pasó de invencible a vulnerable.

Bale encontró una autopista en la derecha. Lanzaba carreras y desmarques, se asociaba con todos y encontró, nueve partidos después, el premio del gol. Una chilena de Cristiano la sacó Navarro bajo palos y el balón cayó al galés que lo colocó en la escuadra.

A cinco minutos del descanso Carvajal sorprendía, pase atrás con Cristiano llegando libre de marca y chutando a gol. Cuando el portugués lo celebraba se dio cuenta de que su disparo no iba a puerta y lo había desviado a gol Bale. El galés no lo celebró por respeto. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario