domingo, 3 de abril de 2016

Real Madrid le ‘bajó los humos’ al Barza, ganó en el Camp Nou

El Real Madrid ganó el clásico (1-2) tras unos minutos finales muy brillantes y reclamó protagonismo en la Liga, en la que el Barcelona sigue líder, pero con menos ventaja respecto al segundo, el Atlético, que hoy ganó 5-1 y queda a seis puntos de los azulgranas.

El partido que debía servir para ofrecerle un homenaje a Cruyff y a su legado fue una copia mala de la mejor versión que tiene el Barcelona, que además pone fin a su racha de 39 encuentros seguidos sin conocer la derrota. El Barça más espeso de la temporada salió del Camp Nou líder pero abatido, pues ni fue mejor ni supo poner en escena algo del fútbol que atesora.

Salió el Madrid a no dejar espacios, tirando la defensa arriba y reduciendo la zona media, donde acostumbra el Barça a mover más y mejor el balón. Sí que lo pudo mover, pero sólo cuando transitaba el cuero por la defensa, ya que en los pies de Iniesta, Rakitic o Busquets, el fútbol del Barça no fue nada fluido.

Subió metros Lionel Messi para incrementar los efectivos en la medular y la banda derecha quedó para un Dani Alves que tenía doble trabajo: maniatar a Cristiano Ronaldo y aprovechar la autopista que tenía por delante. Poco recorrido tuvo el brasileño por una banda que su compatriota Marcelo guardó bien. Al Madrid le estaba saliendo un buen partido: arriesgar lo mínimo y volver a fiar todo su potencial a que Cristiano o Bale enganchasen un balón y por velocidad y acierto hiciesen el resto. Pero el Madrid esta noche en el Camp Nou estaba más por la defensa que por las aventuras en el campo azulgrana.

Al Barcelona le costó horrores acercarse a la meta de Navas y en un saque de portería de Bravo, el balón lo disputó Suárez, después fue a Neymar, quien en un centro preciso envió el cuero al uruguayo y éste, sorprendentemente, falló un gol cantado, error tras el cual los madridistas protestaron un fuera de juego previo, que acabó con una amarilla a Sergio Ramos.

El equipo de Zinedine Zidane estuvo muy seguro atrás y por las bandas tanto Marcelo como Carvajal cuajaron minutos de mucha corrección táctica.

Ante este nuevo colapso, y con una defensa rival atrevida y adelantada, ni Messi encontraba conexiones ni Suárez y Neymar ofrecían movimientos para romper un sistema defensivo que se había impuesto claramente.

Los tantos del encuentro se sucedieron de acuerdo a la progresión siguiente:

1-0, min.56: Piqué. 1-1, min.63: Benzema. 1-2, min.84: Cristiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario